lunes 4, julio 2022
spot_img

La primera dama de la revolución de Costa Rica cuenta su historia de lucha

San José, 13 mar (EFE).- El documental «Primera dama de la revolución» narra la lucha y vivencias de la estadounidense Henrietta Boggs, exesposa de José Figueres Ferrer, el hombre que cambió el destino de Costa Rica al abolir el ejército en 1948 después de ganar el último conflicto armado en este país.

El filme repasa las protestas, el exilio, la revolución y la guerra que tuvo que vivir la pareja desde que se casó en el año 1941 y cómo con sus ideas revolucionarias llegarían a cambiar la historia de un pequeño país, que ahora es ejemplo mundial de paz.

Henrietta Boggs, hoy con 97 años, es una mujer de Alabama, de orígenes presbiterianos, quien llegó a una Costa Rica mayormente católica y muy conservadora, en el verano de 1940 para visitar a sus tíos.

«Lo que los unió fue la sinergia intelectual que ambos tenían, ambos reconocían las necesidades de la sociedad y rechazaban la segregación, la fuerte religión, y las diferencias entre las clases sociales», dijo en entrevista con Efe Andrea Kalin, la directora del documental a cargo de la productora Spark Media, con sede en Washington.

Con sus pantalones y botas negras, la sureña resaltaba entre las sencillas calles de la ciudad, en donde las mujeres solamente usaban falda. Sin embargo, esto fue indiferente para el empresario agroindustrial José Figueres, a quien conoció tras aceptar la invitación de un viaje en motocicleta.

«No era alto, no era guapo, pero sus ojos azules brillaban», expresa Boggs en el documental que fue presentado como parte de su preestreno en la Universidad Latina, ubicada en San José.

Esta pareja de jóvenes, que llegaría a tener dos hijos: José Martí y Meta Shannon, desconocían los caminos por los que los llevaría el destino.

«Pepe», como le llaman con cariño los costarricenses a Figueres, llegaría a jugar un papel fundamental en la creación de una nueva nación, la llamada segunda República, mientras que la influencia de Boggs sobre su marido permitiría a las mujeres ejercer el voto en 1950 en Costa Rica.

Entre 1948-1949 José Figueres fue presidente de facto, periodo en el que abolió el ejército y convirtió así a Costa Rica en el primer país latinoamericano que prescindió de la Fuerzas Armadas.

Para los periodos 1953-1958 y 1970-1974 ejerció como mandatario de la República tras celebrar elecciones.

Pero durante todo ese proceso vivirían momentos de angustia. Figueres fue encarcelado y posteriormente exiliado a El Salvador, después se fue a México, desde donde se convirtió en el líder de la revolución de 1948.

Todos estos hechos son contados en el filme a través de una reformadora social como lo fue la estadounidense Boggs en Costa Rica.

«Ella entró en shock cuando vio la condición de la mujer costarricense. Las mujeres eran la mitad de la población, pero no tenían el derecho al voto. Ella no podía creer cómo en el siglo XX las mujeres no tenían ese derecho, se lo tomó muy personal y se lo dijo a Pepe», afirmó Kalin.

Cuando formaban la revolución ambos se encontraban muy unidos intelectualmente, pero después de ese periodo Boggs sintió que su esposo la estaba poniendo a un lado.

Así fue como una historia de amor, lucha, sacrificios y guerra terminó. La estadounidense regresó a su país con sus dos hijos, mientras que Figueres continuó su carrera política en Costa Rica.

Tras el divorcio, Boggs regresó a los Estados Unidos y trabajó como periodista en distintos programas de televisión y encabezó movimientos a favor de los derechos civiles, derechos de la mujer y reivindicaciones laborales.

El documental tico-estadounidense está inspirado en el libro escrito por Boggs titulado «Casada con una leyenda» que publicó en el año 2006.

Según Kalin, para ella fue inspirador conocer a una mujer «encantadora, fuerte, luchadora y con una mente tan brillante».

«Fui inspirada por su inteligencia y encanto, ella es una mujer que exprime carisma en una forma increíble. Uno no conoce personas como ella muy fácilmente, es excepcional», afirmó Kalin.

En declaraciones durante el preestreno, Boggs, de 97 años, dijo a Efe que las mujeres todavía deben superar muchos obstáculos en una sociedad que mayoritariamente es machista.

«Creo que las mujeres ahora están definitivamente en marcha, sabemos que no debemos sentarnos, sino seguir adelante en nuestras metas, yo veo tres cambios fundamentales que necesitamos vencer y es que los salarios sean igualitarios, eliminar la prostitución y la violencia doméstica», expresó.

Sobre el país que adoptó como suyo, indicó que Costa Rica «ha cambiado hasta un grado imposible de imaginar» y añadió que debe cambiar la forma de relacionarse para ser «una sociedad más igualitaria».

En Alabama los productores planean realizar un preestreno para recibir críticas del público y ajustar los detalles para el lanzamiento oficial en octubre. EFE

Más noticias

5 COMENTARIOS

  1. Sin duda es una historia fascinante, de una gran mujer. Siempre he pensado que Muni Figueres no es hija de ella, alguien que me aclare esa duda.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias