domingo 2, octubre 2022
spot_img

Perviven prejuicios contra latinoamericanos pese a avances migratorios con la UE

Lima/Bogotá/La Paz, 18 mar (Sputnik).- Los acuerdos entre la Unión Europea (UE) y algunos países sudamericanos sobre la exoneración de la visa Schengen revelan cambios en las relaciones comerciales entre Europa y América Latina, pero su reciente entrada en vigor todavía arrastra viejos prejuicios contra los ciudadanos latinoamericanos, según coinciden varios testimonios recogidos por Sputnik Nóvosti en Perú, Colombia y Bolivia.

«Histórico», así definió el lunes el presidente de Perú, Ollanta Humala, el acuerdo entre su país y al UE por la exoneración de la visa Schengen.

Tres meses antes, cuando había sido Colombia el beneficiado con la exención del visado, el presidente de ese país se refirió al «gran simbolismo» del acuerdo.

Para ambos Gobiernos, la posibilidad de que sus ciudadanos puedan viajar a más de 20 países europeos sin la necesidad de tramitar una visa, es una señal del buen estado de las relaciones entre la región y la UE.

«Para Perú esto tiene muchísima significación, porque va al encuentro de un avance, de un incremento de la relación con la UE», dijo a Sputnik Nóvosti la canciller peruana Ana María Sánchez.

La funcionaria celebró que Perú haya logrado «las condiciones adecuadas» para suscribir el acuerdo, que beneficia directamente a aquellos ciudadanos peruanos que quieren viajar a Europa.

«(La concreción del acuerdo es) muy importante para la población en general, porque evitar la tramitación de la visa es un gran alivio para muchos peruanos que desean ir en calidad de turistas a los países miembros de la UE», señaló Sánchez a esta agencia.

EL ESTIGMA DEL NARCOTRÁFICO

Sin embargo, la exención del visado no ha logrado modificar el trato que en ocasiones dan los oficiales de aduanas europeos a los latinoamericanos que viajan a Europa.

Algunos ciudadanos colombianos, por ejemplo, prefieren mostrar el visado que aún tienen vigente para evitar trámites y posibles revisiones por parte de las autoridades migratorias bajo la presunción de narcotráfico.

«Mi madre se llama igual que la esposa de (el capo del extinto cartel de Cali) Miguel Rodríguez Orejuela (actualmente detenido en una prisión de Estados Unidos), por lo que le da mucho temor viajar a cualquier país y que sea confundida y señalada de narcotraficante; ella es de las que prefiere mostrar su visa Schengen así ese documento ya no haga falta», dijo el colombiano Joaquín Molano a esta agencia.

SENTIRSE ILEGAL

Quienes necesariamente deben mostrar su visa Schengen en las aduanas europeas son los ciudadanos bolivianos, país que todavía negocia con su exoneración con la UE.

Los bolivianos que intentan viajar hacia algún país de Europa tiene que sortear más de un interrogatorio, probar que tienen una cuenta bancaria solvente y demostrar con documentos las razones del viaje, dijo a Sputnik Nóvosti Raquel López, que tramitó un reciente viaje a Bruselas, Bélgica.

«Para empezar tienes que responder un interrogatorio que muchas veces se hace molesto y se siente un cierto maltrato de quienes están a cargo de estas entrevistas», señala López, socióloga de profesión que debió viajar a Bélgica para asistir a una reunión de mujeres.

Explica que tuvo que demostrar con cartas originales los motivos del viaje, el tiempo de su permanencia además de certificar una cuenta bancaria solvente, y asegurar que no se quedará en el país de destino.

El 16 de noviembre de 2015, en el marco del V Diálogo de Alto Nivel Bolivia-UE, el Gobierno boliviano informó del inicio de negociaciones para la eliminación de la visa Schengen.

RELACIONES COMERCIALES

La exoneración de las visas para Perú y Colombia, son producto del nuevo escenario de relaciones comerciales bilaterales entre la UE y América Latina, indicaron analistas consultados por Sputnik Nóvosti.

«El panorama económico actual de Colombia y Perú, así como del resto de Latinoamérica, resulta especialmente atractivo y fortalecido en términos de intercambio comercial», dijo a esta agencia el especialista español Alejandro Jordán, director del Centro de Estudios para la Globalización y la Integración del Centro de Estudios Superiores en Administración (Cesa), en Bogotá.

A su entender, la concesión de la UE para con Lima y Bogotá, es una «contraprestación» por los intereses comerciales que cada vez más países europeos tienen en la región.

Por su parte, el experto y consultor político Jairo Libreros, destacó que la medida adoptada por los países que conforman el espacio Schengen obedece a la necesidad de contar con un libre tránsito de personas para consolidar sus economías de mercado.

«Hoy en día no se trata de trasladar capitales, sino de que se dé un flujo constante de personas con el objetivo de consolidar negocios y la capacidad de socializar entre los continentes, algo para lo cual las visas resultan ser un obstáculo», concluyó Libreros.

La exoneración de la visa Schengen permite a los ciudadanos peruanos y colombianos ingresar sin visa y hasta por 90 días a los países del espacio Shengen, conformado por 22 de los 28 Estados de la UE: Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Grecia, Francia, Suecia, República Checa, Hungría, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Holanda, Polonia y Portugal, además de cuatro que no pertenecen al bloque: Islandia, Liechtenstein, Noruega y Suiza.

Este espacio es un territorio común por el que puede circular libremente una persona que haya ingresado por una frontera exterior o resida en alguno de los países firmantes del Acuerdo de Schengen.

Dicho acuerdo fue firmado en 1985 en la ciudad luxemburguesa homónima y ratificado 10 años después. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias