miércoles 5, octubre 2022
spot_img

El consorcio Odebrecht negocia acuerdo de lenidad con la Justicia de Brasil

Río de Janeiro (Brasil), 25 mar (Sputnik).- La Controladoria General de la Unión (CGU) de Brasil confirmó en la tarde de este viernes el inicio de las negociaciones con los responsables del consorcio empresarial Odebrecht, el principal apuntado por el escándalo de corrupción en Petrobras, de cara a colaborar con las investigaciones de la Justicia Federal.

A pesar de que la CGU tiene expresamente prohibido comentar los detalles de la negociación, el hecho de que el pasado 22 de marzo los responsables de Odebrecht emitiesen un comunicado en el que se expresó «la voluntad de buscar una colaboración definitiva con las investigaciones de la Operación Lava Jato», propició la confirmación de este viernes.

«En el caso de Odebrecht, tras la información divulgada por la empresa, la CGU confirma que está en fase de negociación de una acuerdo de lenidad», apuntó el escueto comunicado de este viernes en el que se aclaró que la decisión de negociar tal acuerdo se produjo a raíz de los descubrimientos realizados durante la 26ª fase de la Operación Lava Jato.

En aquel momento, los agentes de la Policía Federal descubrieron toda una estructura dentro de Odebrecht dedicada al suministro de sobornos a políticos y partidos políticos del país a cambios de sustanciosos contratos con la semiestatal Petrobras, además se expuso una lista de supuestos sobornos a 200 políticos de 24 partidos de todo el país y que permanece bajo secreto de sumario.

En concreto, los documentos fueron incautados al presidente de Odebrecht Infraestructura, Benedicto Barbosa Júnior, alias «BJ», uno de los principales interlocutores del dueño de la empresa, Marcelo Odebrecht, quien fue condenado a 19 años de cárcel por su participación en la trama corrupta de Petrobras y está considerado uno de los mayores beneficiados de la red de corrupción en la petrolera.

Por el momento no se sabe si las donaciones que constan en esas hojas de contabilidad se hicieron legalmente para financiar campañas electorales o si se trata de dinero negro, aunque lo cierto es que otros documentos también descubiertos por la Policía Federal apuntan a que esas transferencias no estaban en conocimiento de la Justicia Electoral.

Además, llama la atención la utilización de nombres en clave para definir a los políticos: el presidente de la Cámara de los Diputados, Eduardo Cunha (Partido del Movimiento Democrático de Brasil, PMDB), es «el Cangrejo», o el miembro del mismo partido y alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, es «el Nerviosito».

La divulgación de esta presunta lista de contabilidad en negro podría ser el inicio de un inminente escándalo relacionado con la constructora Odebrecht, ya que la semana pasada sus máximos dirigentes llegaron a acuerdos con la Policía para realizar delaciones premiadas, es decir, hablar a cambio de ver reducida su condena.

Incluso se espera que las confesiones a la Policía del expresidente del grupo, Marcelo Odebrecht, puedan comprometer a la presidenta Dilma Rousseff, al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y a varios parlamentarios que forman parte de la comisión que evaluará la moción de censura o «impeachment» a la presidenta. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias