domingo 2, octubre 2022
spot_img

El arzobispo de San José dice que la Iglesia busca responder a desafíos

San José, 26 mar (EFE).- El arzobispo de San José, José Rafael Quirós, afirmó que existe «una realidad de una Iglesia que está en busca de responder a los desafíos internos y externos» para evitar el éxodo a otras religiones y atraer más fieles.

Quirós, que lleva dos años y medio como arzobispo de la capital de Costa Rica, dijo en entrevista con Efe que el desafío desde el punto de vista interno «es hacer posible que quienes se dicen católicos sean auténticos discípulos del Señor»

Externamente, el desafío es la emigración de católicos hacia otros grupos religiosos, lo que atribuyó a que «hace falta un auténtico compromiso de los católicos en la vivencia de su fe cuya transmisión se produce en las familias».

En cuanto a las relaciones de la Iglesia, el arzobispo reconoce que «se han dado cambios que son importantes» y son «conscientes de que la percepción de muchos en torno a la Iglesia ha cambiado».

«Sí tenemos diferencias con algunos grupos sociales o con algunos miembros del Gobierno y esas diferencias no han llevado a un rompimiento, pero hemos manifestado dónde no estamos de acuerdo», expresó.

La técnica de la Fecundación In Vitro (FIV), que estaba prohibida en Costa Rica por la Sala Constitucional y que fue recientemente avalada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), es un tema «importante» por lo que «hemos estado muy activos en explicar cuál es la postura de la Iglesia», dijo.

«Decimos que la técnica de la FIV no es una técnica curativa para que se pueda decir que está dentro de la salud pública, que mira a la curación de una enfermedad. Esta técnica no cura la infertilidad, solo da respuesta a un momento específico, pero ante todo lo que hemos señalado es que es una técnica que atenta contra la vida humana», aseveró.

Ya sean dos o tres embriones los que se vayan a implantar, «se manipularon los óvulos, los espermatozoides», y existe «el riesgo de que los embriones vayan a tomar un camino extraño, como ya ha sucedido en otros países», comentó.

Otro de los temas polémicos es el denominado «aborto terapéutico» e insiste Quirós: «también hay que defender la vida humana. Y en esto del término hay un equívoco. No hay aborto terapéutico, no existe, porque lo terapéutico es para sanar».

«Cuando se habla de aborto terapéutico se habla, por ejemplo, de la muerte del hijo para salvar la vida de la madre. Ahí no se está salvando nada. La medicina está llamada para salvar la vida de los dos no provocando la muerte de uno para salvar al otro. La vida es un don de Dios», dijo.

Sobre las uniones de personas del mismo sexo es tajante en que «no se pueden denominar ‘matrimonio'».

«No vamos a llamar matrimonio a algo que no es matrimonio. Jurídicamente no existe. Esa unión no cubre los requisitos de un matrimonio», manifestó.

«En todas las culturas se ha dado como un hecho que la unión de hombre-mujer es para la procreación, la mutua ayuda, la proyección personal en los hijos, la conservación de la especie, etc», comentó.

Sin embargo «tenemos claro que, desde siempre, la persona homosexual merece todo el respeto. No se le debe discriminar, no se debe ridiculizar ni perseguir, pero cuando se habla de adopción de niños, se está respondiendo a una decepción de dos personas (que no pudieron tener hijo). ¿Quién ha preguntado al niño? Siempre debe de protegerse al más débil», aseveró.

Sobre el trato a los divorciados católicos, Quirós reconoce que «sobre esta temática antes se dio una práctica no del todo feliz. Como Iglesia estamos llamados a acoger a todas las personas. Jesús nunca rechazó a nadie».

«No se le puede decir a nadie ¡váyase!. De ninguna manera. Estamos invitados a acompañar a esas personas que están viviendo el drama del divorcio y las acojamos y puedan vivir de alguna manera su situación acompañados de la Iglesia que es madre. ¿Comulgando?. El último sínodo analizó y el santo padre está en esa reflexión», indicó.

Otro de los temas polémicos es la denominada «eutanasia pasiva» que para el arzobispo es importante enfocarlo a partir de que «desde la fe sabemos que el dolor, la enfermedad, llega cuando nosotros tal vez ni lo esperamos. Y son momentos propicios para convertirlos en momentos de salvación personal y de salvación para los demás». EFE

Más noticias

1 COMENTARIO

  1. Para responder a desafíos podría ponerse del lado del pobre, del hambriento, del desvalido NO haciendo las de Angel San Casimiro prestándole plata al PLN para sus campañas; podría reconocer a homosexuales y lesbianas como humanos, máxime cuando ellas y ellos pagan indirectamente a su Iglesia siendo la que más violaciones sexuales comete contra niñas y, sobre todo, niños en todo el mundo y eso no es de gays o lesbianas sino de gente enferma; podría reconocerse abiertamente hipócrita, devolver el oro a México y Bolivia, o reconocerse miope ante los refugiados sirios, afganos o iraquíes a quienes Europa ha cerrado sus fronteras.
    ¿Retos o imposibles según su tradición de Poder? ¿Será que la Iglesia está dispuesta a escuchar por fin a Pablo?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias