lunes 5, diciembre 2022
spot_img

Panamá: El Perfil de un Rector

En mi libro Antología de un escritor, que fue prologado por el Dr. Diógenes Cedeño Cenci, ex rector de la Universidad de Panamá (QEPD), esbozo en uno de sus capítulos las cualidades que debe tener el profesor que aspira a dirigir una universidad pública, máxime ahora que se aproximan elecciones en algunas de ellas. Un detalle interesante, es que cuando se promulgó  la ley 11 de 1981, uno de los requisitos era que, el candidato debía tener méritos académicos, pero de manera misteriosa, los han eliminado, siendo así las cosas, cualquier pelafustán  puede ser rector, en detrimento de la educación superior panameña.

Entre los principales atributos, que debe tener el profesor que aspire a ser el rector  tenemos:

  • Debe ser un académico: poseer grados académicos avanzados, que le permita entender la profundidad de las ciencias, y su impacto en los estamentos universitarios.
  • Deber ser ético: con solvencia moral, que sirva de ejemplo a la familia universitaria y a la comunidad, que predique con el ejemplo.
  • Debe ser un administrador: que haga un uso eficiente de los recursos asignados a la institución, y cuidarlos, como buen padre de familia.
  • Debe ser un humanista: Respetuoso de los derechos humanos de todas las personas, y justo en sus actuaciones con todo universitario.
  • Debe ser visionario: Que tenga visión de universidad, y el papel que juega la institución en este mundo globalizado.
  • Debe ser bilingüe: Debe hablar varios idiomas, que le permita comunicarse fácilmente con otras
  • Debe ser un Investigador: que le permita entender los fenómenos naturales, y sociales, e impulse las ciencias y la tecnología, como pilares de desarrollo del país.
  • Debe ser un líder: Que su liderazgo positivo, logre encaminar la institución, por senderos de bienestar y progreso.
  • Debe ser un mediador: Que su inteligencia emocional le permita interactuar con los entes del gobierno, y otros sectores de la sociedad, en la mediación de conflictos.
  • Debe ser respetuoso de la ley: Debe acatar las leyes, estatuto, y reglamentos, y permitir que fluya la democracia universitaria, y el estado de derecho.
  • Debe defender la autonomía universitaria: Debe comprometerse a respetar, y hacer respetar el sagrado principio de la autonomía de la institución, de los atropellos y abusos foráneos, porque como dijo el Dr. Ceferino Sánchez, ex rector de la universidad de Panamá “ La única fuerza que debe prevalecer en la universidad es la fuerza moral”.

La universidad pública está llamada a ser faro de luz, e inculcar conocimientos, como eje motor de investigaciones y expandirla  a beneficio de toda la comunidad, y como centro  facilitador de debates, e intercambios de ideas, se requiere una universidad libre de cadenas de persecución, por el solo hecho de disentir de las autoridades.

Se requiere una universidad comprometida con los más pobres de este país, con rendición de cuentas y manejo trasparente de la cosa pública. Porque a fin de cuentas, se paga con los impuestos del pueblo.

Docentes, administrativos, y estudiantiles deben estar vigilantes,  y actuar con la madurez necesaria, y escoger al mejor candidato, que a mi juicio debe llenar estos requisitos, porque ante un mundo altamente competitivo, se requiere impulsar una educación de calidad y pertinente, que logre insertar a la universidad  en el concierto de las mejores instituciones educativas, y contribuya al desarrollo del país.

Porque ahora con la ley de evaluación y acreditación universitaria, no solo están obligadas a aprobar, sino mejorar todos los estándares nacionales, regionales, y mundiales, porque solo así la universidad pública volverá a ser la conciencia crítica de la nación.

(*) Diego Espinosa G. Docente-Escritor

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias