domingo 2, octubre 2022
spot_img

México impulsa su reforma con subasta eléctrica que potencia energías limpias

Por Martí Quintana, México, 30 mar (EFE).- El Gobierno mexicano celebró este miércoles la adjudicación de 18 proyectos en la primera subasta eléctrica dentro de su reforma energética, un concurso que supone un pequeño paso hacia la consecución de un mercado de energías limpias y generará inversiones por 2.600 millones de dólares.

Se trata de 12 centrales de energía solar y seis de energía eólica que construirán once empresas y que aportarán en conjunto 5.402,8 gigavatios-hora y 5,38 millones de Certificados de Energías Limpias (CEL) anuales.

«Es el 2% de la generación total (de electricidad), una cifra que puede parecer pequeña para un proceso de esta magnitud, pero es importante para el sistema porque es energía limpia», valoró el subsecretario de Electricidad, César Emiliano Hernández.

Con esta primera subasta, que contempla contratos a largo plazo, México busca poner los cimientos de un cambio de matriz energética que le ayude a cumplir con su promesa de reducir al menos en un 25% las emisiones de gases y compuestos de efecto invernadero para 2030, tal y como anunció previo a la cumbre climática de París de diciembre pasado.

«Los proyectos privados ayudarán a diversificar el portafolio de energía limpia para conseguir que para 2024 el 35% de la energía del país» provenga de esa fuente, señaló a su vez Enrique Ochoa, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), que será la única compradora en esta primera subasta.

Los proyectos se distribuyen en siete estados -Guanajuato, Coahuila, Yucatán, Jalisco, Tamaulipas, Aguascalientes y Baja California Sur- e estarán a cargo de firmas nacionales y extranjeras.

«Se ubican en zonas con costos de energía notablemente altos, como es la península de California o Yucatán», subrayó el subsecretario, quien señaló que se adjudicaron gran parte de la energía y los certificados a subasta (alrededor del 85%) y que los precios son «muy competitivos en estándares internacionales».

En el evento de asignación de contratos, que contó con una amplia presencia de empresarios del sector y medios de comunicación, el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, destacó que «se lograron muy buenos precios para el comprador» porque estos son un 30% menores al máximo fijado por la CFE.

Entre las firmas ganadoras hay presencia de Estados Unidos, China, Italia -Enel Green Power construirá tres plantas solares- y España.

La española Acciona Energía se adjudicó el suministro de 585,7 gigavatios hora (GWh) en el parque eólico El Cortijo junto con Energía Renovable del Istmo II.

Esta producción ha sido otorgada junto con los certificados de energías limpias (CEL) correspondientes y se ubicará a 40 kilómetros al sur de Reynosa, en el nororiental estado de Tamaulipas, generando el equivalente al consumo de unos 350 mil hogares mexicanos.

Se prevé que las obras de construcción comiencen en 2017 y que a mediados de 2018 arranquen las operaciones.

De hecho, será a partir del 28 de marzo de 2018 cuando estos proyectos comenzarán a aportar una energía «más limpia y más barata al sistema», añadió Hernández.

En total, se espera que las 18 ofertas ganadoras conlleven inversiones por más de 2.600 millones de dólares. Un negocio de «suma relevancia», señaló Coldwell.

En su opinión, esta subasta arrojó «los primeros y muy jugosos frutos del mercado eléctrico» en el marco de la reforma energética impulsada en el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

Esta reforma busca incentivar la presencia de la iniciativa privada en el sector, rompiendo por ejemplo el monopolio estatal del petróleo con una serie de concursos que adjudicaron el año pasado una treintena de proyectos a firmas nacionales y extranjeras.

Coldwell dijo que en este concurso ganó «la transparencia y el principio de libre competencia», si bien no todo fue un éxito, ya que se declaró desierto el proceso para adquirir potencia al no haber compradores interesados.

Además, este miércoles se anunció una diferencia de ganadores frente a los resultados dados a conocer el martes, que otorgaba once proyectos a siete empresas distintas, luego de desecharse una oferta que no se adscribía a lo establecido y evaluar las subsiguientes propuestas.

Dichas modificaciones se hicieron de madrugada, lo que ha generado ciertas dudas acerca de la claridad del proceso.

«Las bases permiten al Cenace (Centro Nacional de Control de Energía) hacer un proceso de evaluación de las ofertas y desechar una oferta. (…) Preferimos hacer los ajustes técnicos que, aplicados a las características de la propia subasta, generaron el resultado de esta mañana», defendió Hernández ante los periodistas.

Minutos antes reconoció ante el auditorio que este concurso ha supuesto un «gran aprendizaje» y que se deberán «afinar» los siguientes concursos.

Con todo, dejó claro que las subastas no han hecho más que empezar. En abril se convocará a la siguiente, en plazos similares, o «un poco más amplios» para ajustar «los procesos a lo aprendido», zanjó. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias