domingo 2, octubre 2022
spot_img

Bolivia afirma que sumarse al acuerdo de andinos con la UE no la beneficia

La Paz, 1 abr (EFE).- El Acuerdo Comercial Multipartes de la Unión Europea (UE), Colombia y Perú, y al que se sumará Ecuador, no se ajusta a los intereses de Bolivia, que en lugar de adherirse al tratado quiere aprovechar mejor las ventajas vigentes en Europa, afirmó hoy el viceministro de Comercio Exterior, Clarems Endara.

El acuerdo de la UE con Colombia y Perú entró en vigor en 2013; Ecuador se reincorporó con retraso a las conversaciones y está en proceso de terminarlas este año, mientras que Bolivia se desmarcó de la negociación en 2008.

«Si quisiéramos un acuerdo bajo los intereses de Bolivia, deberíamos pensar, tal vez, un nuevo texto», dijo Endara en una entrevista con Efe, a propósito del reclamo de empresarios bolivianos de que el país se sume a ese acuerdo de libre comercio.

Argumentó que actualmente Bolivia no saca el máximo partido de las ventajas que ya posee para comerciar con el bloque europeo y manifestó la preocupación por lo que considera una incompatibilidad de algunos capítulos de ese acuerdo con las políticas nacionales.

Esta semana, el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE), organismo que asesora a empresarios privados, presentó un estudio encargado por la embajada británica en La Paz que destacó los potenciales beneficios de la incorporación de Bolivia al tratado.

Los representantes de la UE en La Paz consideraron en su momento que con Bolivia no se podría negociar una cosa muy diferente de lo que ya tienen los otros países andinos, es decir que no hay mucho espacio para negociaciones bilaterales.

Sin embargo, Endara argumentó que muchos de los beneficios que Bolivia obtendría en el mercado europeo a través de un acuerdo ya existen a través del Sistema de Generalizado de Preferencias Plus (SGP+) y otras cláusulas comerciales en vigor.

En 2015, Bolivia exportó bienes y servicios a la UE por valor de 729 millones de dólares, de los que productos por 543 millones no pagaron aranceles gracias a la «cláusula de nación más favorecida» y gran parte de otras mercancías por valor de 122 millones fueron beneficiados por el sistema SGP+, que también implica arancel cero.

Las importaciones bolivianas al bloque europeo alcanzaron el valor de 1.200 millones de dólares en 2015, consolidando por cuarto año consecutivo una balanza comercial negativa para el país andino.

El bajo nivel de exportaciones «demuestra que no estamos aprovechando toda la potencialidad que nos ofrece este esquema», sostuvo el viceministro, que es una de las principales autoridades a cargo de las negociaciones económicas internacionales de Bolivia.

«Tratar de caminar hacia un tratado de libre comercio donde vas a consolidar preferencias que ya tienes sin aprovecharlas y a la vez abrir tu mercado no parece tan coherente», reafirmó.

Explicó que el sistema SGP+ consiste en una serie de ventajas que la UE concede unilateralmente y tiene vigencia hasta 2025, mientras que la aplicación de la cláusula de nación más favorecida es independiente de la negociación de otros acuerdos.

Además, Endara señaló que al Gobierno de Evo Morales le preocupan «en demasía» algunos apartados del acuerdo de las otras naciones andinas con la UE referentes a la propiedad intelectual, la política de compras púbicas y la regulación de la inversión en servicios.

Según el funcionario, los criterios de la UE sobre propiedad intelectual «van en desmedro de poder soberano de administrar las propias marcas, patentes o registros de recursos genéticos».

El acuerdo de libre comercio podría perjudicar también la política de compras públicas de Bolivia, que contempla un umbral para empresas nacionales para estimular la producción interna, dijo.

Señaló que éstos son «aspectos sensibles que forman parte de la política nacional y están constitucionalizados».

Endara también indicó que Bolivia y la UE tienen pendientes conversaciones técnicas en torno a estos apartados, que no han podido realizarse por problemas de agenda de ambas partes.

Sostuvo que el mercado europeo «es uno de los más importantes para productos no convencionales» como los agropecuarios, forestales o de artesanía, que son una alternativa a las exportaciones de materias primas del país.

Sin embargo, afirmó que para aumentar la exportación a la UE primero hay que trabajar de manera conjunta con el sector privado para identificar la oferta específica de cada empresa y ayudar a darle salida en el mercado europeo. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias