lunes 28, noviembre 2022
spot_img

Comisión de DDHH pide reforzar la protección al ambientalista Gustavo Castro

México, 1 abr (EFE).- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) pidió a las autoridades mexicanas ampliar las medidas cautelares para garantizar la seguridad del ambientalista Gustavo Castro, testigo del asesinato de la líder indígena hondureña Berta Cáceres, a su retorno al país.

La institución señaló en un comunicado que acompaña el retorno de Castro Soto a México un día después de que una jueza hondureña dejara sin efecto la alerta migratoria que le impedía abandonar ese país.

El mexicano, quien viajó desde Tegucigalpa bajo fuertes medidas de seguridad y acompañado de su hermano Óscar Castro, era huésped de Cáceres cuando ésta fue asesinada el 3 de marzo pasado.

«En cuanto Gustavo Castro Soto arribe a nuestro país, visitadores adjuntos acompañarán hasta su lugar de residencia (en el sureño estado de Chiapas) al ambientalista y verificarán la aplicación de las medidas cautelares», afirmó la CNDH.

El organismo «solicitó de manera urgente a la Comisión Nacional de Seguridad, a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana y a la presidencia municipal de San Cristóbal de las Casas, estas dos últimas del estado de Chiapas, que (…) realicen las acciones necesarias» para proteger a Castro Soto, sus familiares y colaboradores de la agrupación que dirige.

El objetivo es «evitar que se ponga en riesgo la vida, integridad física y seguridad personal de todos ellos», añadió.

Desde que «se supo del atentado a la luchadora social y la retención del mexicano, la CNDH solicitó las primeras medidas cautelares, a fin de que la Secretaría de Relaciones Exteriores garantizara en ese momento la seguridad» de Castro Soto y le brindara la asesoría jurídica, recordó.

Además, envió a Honduras a personal de la institución para que conociera de manera directa las diligencias que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de ese país realizaba en el caso del ambientalista para garantizar el pleno respeto de sus derechos.

Los visitadores de la CNDH se entrevistaron con Castro Soto y su hermano y acudieron a la embajada de México para verificar las medidas de seguridad tomadas para el resguardo del ambientalista y la asesoría jurídica proporcionada.

La medida de suspensión de la alerta migratoria en Honduras se produjo pocas horas después de que el Ministerio Público indicara en un comunicado que la investigación científica en torno al crimen de Cáceres había sido evacuada «casi en su totalidad» en una primera fase.

La institución no descartó que pueda solicitar la presencia en Honduras del ambientalista mexicano en caso de surgir nuevos elementos en la investigación, y le agradeció toda su colaboración a los cuerpos de seguridad. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias