domingo 2, octubre 2022
spot_img

Expertos advierten que el islam perjudica la igualdad de género en la familia

Rabat, 6 abr (EFE).- Las leyes de la familia en los países del Magreb están lastradas por el peso de la religión musulmana, que se traduce en la persistencia de ciertas desigualdades de género, según destacaron hoy en Rabat varios especialistas magrebíes.

En un encuentro organizado en la capital marroquí, los especialistas reflexionaron sobre la evolución de las reformas de las leyes de familia en Marruecos, Túnez y Argelia y explicaron que a pesar de la distinta evolución en cada uno en estos países, la desigualdad entre las relaciones entre hombres y mujeres aún continúa.

Según el profesor universitario Jean-Phillipe Bras, esta «normatividad» religiosa se manifiesta en Túnez en el artículo primero de la Constitución que estipula que el islam es la religión del Estado, mientras que en Argelia y Marruecos está explícitamente citado como fuente de legislación.

La evolución de las legislaciones familiares tuvieron unas trayectorias distintas en los tres países: mientras en Túnez se instauró el progresista Código de Estatuto Personal por Habib Burguiba en 1956, la reforma profunda de los códigos de la familia en Marruecos y Argelia no se produjo hasta muy tarde, en 2004 y 2005 respectivamente.

A pesar de que Túnez fue considerada como una excepción en el mundo árabe en cuanto al establecimiento de la paridad y la igualdad económica y política entre hombres y mujeres, los especialistas deploraron la persistencia de desigualdades dentro de la familia.

En este sentido, Monia Ben Jemia, profesora universitaria en Túnez, puso el ejemplo de la desigualdad en el terreno de la herencia, cuya reforma aún se enfrenta a la resistencia de fuerzas conservadoras en el país.

«La idea misma de la excepción progresista tunecina en materia de los derechos de la mujer supone una forma de resistencia», subrayó Ben Jemia, quien destacó la dificultad de la reforma de las leyes de familia ligada a la interpretación de la Constitución.

Por otra parte, la investigadora universitaria marroquí, Aicha El Hajjami, hizo hincapié sobre la ambivalencia de la legislación marroquí basada en el referente religioso y en los convenios internacionales.

Hajjami apuntó que a pese al carácter moderno del Código de Familia adoptado en 2004, y considerado entonces como el fruto de un compromiso entre tendencias conservadoras y otras más laicas, esta ley amplió el poder discrecional del juez en ámbitos más sensibles, como en el matrimonio de menores. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias