miércoles 28, septiembre 2022
spot_img

América Latina es el tercer gran productor petrolero, destaca Venezuela

Caracas, 9 abr (Sputnik). – La producción petrolera de América Latina es la tercera del mundo, por lo que debe contribuir a buscar un precio justo para esa materia prima, destacó el ministro de Petróleo y Minería de Venezuela, Eulogio Del Pino, en una reunión con responsables de Energía de la región este viernes en Quito.

«Como bloque, somos el tercer productor a nivel mundial», subrayó Del Pino a sus interlocutores de Bolivia, Colombia, Ecuador y México, quienes produjeron un respaldo, moderado, a la reunión de exportadores que se celebrará en Doha el 17 de abril en procura de apuntalar los precios y el mercado.

Siendo productores, «no debemos permitir que sean los especuladores de mercado, transadores de papeles a futuro, los que le pongan el precio a nuestro producto, es nuestro derecho buscar un precio justo de nuestra materia prima», dijo Del Pino, según divulgó su despacho en Caracas.

Los reunidos en Quito producen unos siete millones de barriles (42 galones) por día, pero si se agrega la producción de Argentina, Brasil y Trinidad y Tobago rebasaría los diez millones de unidades, un volumen como el de Arabia Saudí, Rusia o EEUU.

Del Pino insistió en su argumento de que «en los próximos 15 a 20 años no se vislumbra una sustitución del petróleo como fuente de energía eficiente y eso requiere inversiones que a su vez necesitan un precio que las justifique».

En Doha se buscará sellar el compromiso de congelar la producción a los niveles del pasado enero, como un primer paso para tratar de contener la sobreoferta que inundó el mercado y deprimió los precios.

La reunión de Quito animó a los productores que se reúnan en Doha a «tomar las acciones necesarias a fin de estabilizar el mercado mundial de petróleo, para mejorar los precios en beneficio de los países productores y consumidores».

También hubo acuerdo en buscar cooperación e intercambiar información, pero no se avanzó en definir compromisos, pues México señaló que se mantiene como observador en los acuerdos y Colombia es refractaria a fijar límites de producción.

«Este es un mercado donde no tenemos que entrar a regular la oferta, sino a buscar otros esquemas», dijo la ministra de Minas y Energía de Colombia, María Lorena Gutiérrez.

Bolivia tiene una producción marginal en el mercado global, unos 5.000 barriles diarios de crudo, y es un importador neto de derivados.

Ecuador y Venezuela, miembros latinoamericanos en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), son fuertes animadores de congelar primero y recortar después la producción para apuntalar los precios, medidas que dependen de acuerdos entre sus socios en el Golfo Pérsico y productores fuera de la OPEP, como Rusia.

Del Pino subrayó que «la decisión de adherirse al acuerdo que resulte de la reunión (en Doha) debe ser libre y no condicionada a la decisión de ningún otro país».

Doha ya fue escenario de un acuerdo de principio entre cuatro países -Arabia Saudí, Catar, Rusia y Venezuela- para congelar la producción, y a la reunión del día 17 podrían acudir más de 15 naciones exportadoras de petróleo. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias