lunes 26, septiembre 2022
spot_img

Críticas en México al acuerdo con Alemania para frenar migración hacia EEUU

Ciudad de México, 11 abr (Sputnik).- El acuerdo de México y Alemania para frenar el cruce de niños centroamericanos hacia EEUU, es un ensayo para otros focos de migración mundial, dijo este lunes a Sputnik Nóvosti el sacerdote Alejandro Solalinde, director del refugio católico para migrantes Hermanos en el Camino.

«Es una especie de ensayo para aplicarlo en otros países, porque el éxodo de niños centroamericanos sin acompañantes no es un problema de México ni de Alemania, sino de EEUU», dijo el líder religioso, galardonado con el premio nacional de DDHH en 2012 por su trabajo de ayuda a migrantes desde 2007.

El proyecto ha sido anunciado en el marco de la visita a Berlín del presidente mexicano, Enrique Peña, como un programa social con fondos para diseñar «políticas de inclusión productivas, que rompan con el círculo de la pobreza».

El acuerdo está dotado con 1,6 millones de dólares anuales, durante tres años (un millón de México y 600.000 dólares de Alemania), en el cual participa la organización humanitaria Save de Children, que aportará por su parte 55.000 dólares.

«El objetivo es crear más oportunidades en su tierra natal (de los migrantes), para ofrecer a los niños y adolescentes de América Central», dijo al Canciller de México, Claudia Ruiz Massieu, en la víspera de la gira presidencial hacia Alemania.

El religioso de 71 años, fundador de un albergue en Ixtepec, Oaxaca, sur de México, en un punto de la llamada Ruta de Migrante de Centroamérica hacia EEUU, advirtió: «No sabemos qué agendas ocultas existan en ese pacto, pero con acuerdo o sin acuerdo, la política de contención nunca va a detener a los migrantes en el mundo, si no se atienden las causas».

LA CONTENCION DEL ÉXODO

«No me extraña que Alemania haya acordado algo así con México, no hay que olvidar que Europa está a favor del respeto de los DDHH, pero está en contra de las personas migrantes», que huyen de la violencia en medio Oriente y la pobreza en África.

El acuerdo contempla proyectos piloto en cada uno de los tres países del Triángulo del Norte centroamericano –que sufre las mayores tasas de homicidios en el mundo por el narcotráfico- integrado por Guatemala, Honduras, El Salvador, informó la cancillería de México.

El proyecto beneficiará a 6.000 personas, de las cuales 90 por ciento son niños y jóvenes en esos tres países, y de forma indirecta los favorecidos serán 30.000 centroamericanos.

Es parte de «pactos sistémicos, es parte de un sistema económico injusto que está expulsado forzosamente a migrantes de sus lugares de origen, este éxodo de niños, niñas y adolescentes no acompañados muchos de ellos».

«En platicas con parlamentarios europeos –prosigue el experto en migración-, descubrí que, aunque tiene un sentido de la ética política, Alemania tiene intereses económicos, no va estar en contra de un sistema global».

Lo que México teme es «convertirse cada vez más en un país de destino y no de paso», considera Solalinde.

Sin embargo, «ni el republicano Donald Trump ni las fronteras van a impedir el avance de las olas de migrantes hacia EEUU y Europa, acaso este tipo de acuerdos en políticas de contención harán más ser doloroso, más letal, su paso», lamenta el religioso.

LA RESPONSABILIDAD DE EEUU

El líder humanitario es escéptico: «Los patrones de violencia requieren de otras estrategias, de educación y empleo, condiciones de paz; pero el crimen del narcotráfico ha sido causado por factores sistémicos, en Centroamérica EEUU ha sido la causa directa de la crisis».

Además, alerta, «nuestros países son muy corruptos, dar dinero es como echar el dinero en un barril sin fondo, ese dinero sin contraloría alemana se va a esfumar, y lo más triste es que las causas no se van a resolver».

La presión de Washington sobre México para frenar el flujo migratorio, ha aumentado con el programa Frontera Sur: «EEUU ha subcontratado el problema de la migración, y México ha asumido el papel de muro contra la migración» ha criticado Maureen Meyer, de la Oficina de Washington para América Latina (WOLA), antes de conocerse el acuerdo con Alemania.

El presidente Barack Obama planeaba otorgar 1.000 millones de dólares en 2016 al Triángulo de Norte centroamericano, pero el Congreso recortó la «Alianza para la Prosperidad» a 750 millones de dólares para equipos de vigilancia, control policial y propaganda disuasiva.

México ha intensificado las deportaciones de migrantes sin papeles, y en 2015 ha expulsado a unos 200.000 centroamericanos, 14.000 de ellos niños y niñas -según la autoridad migratoria INM-, que intentaban cruzar en forma ilegal por su territorio hacia EEUU.

Así se redujo las expulsiones de centroamericanos desde EEUU, país que solo expulsó unos 60.000 en el mismo lapso. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias