domingo 2, octubre 2022
spot_img

Los primeros manifestantes a favor de Rousseff acampan en el Congreso Nacional de Brasil

Una valla metálica separa hoy, lunes 11 de abril de 2016, los jardines frente al Congreso Nacional en Brasilia (Brasil) con el fin de evitar que manifestantes pro y contra la presidenta brasileña Dilma Rousseff, coincidan durante la votación del Parlamento en la apertura del juicio político contra la mandataria. Con esta valla y un amplio despliegue de policías, con refuerzos de miembros de la Fuerza Nacional de Seguridad, el Gobierno busca impedir enfrentamientos. EFE

Río de Janeiro (Brasil), 11 abri (Sputnik).- Los primeros manifestantes a favor de la presidenta brasileña Dilma Rousseff acamparon en la mañana de este lunes en los alrededores del Congreso Nacional de Brasilia, donde el próximo domingo 17 de abril se votará el ‘impeachment’ o moción de censura en su contra.

Con pancartas de «no habrá golpe, habrá lucha», las decenas de manifestantes pertenecientes a movimientos sociales a favor del Partido de los Trabajadores (PT) se instalaron en tiendas de campaña sobre el aparcamiento del Teatro Nacional, uno de los puntos más cercanos al Congreso Nacional y permitido por la Secretaria de Seguridad Pública de la capital.

Por su parte, un grupo de en torno a 25 manifestantes a favor del ‘impeachment’ montó su improvisado campamento en el Parque de la Ciudad, a unos 2 kilómetros del Congreso Nacional, por lo que se descarta que pudieran producirse altercados entre ambas facciones en los días previos a la votación, algo de lo que además cuidarán la Fuerza Nacional y la Policía Militar del Distrito Federal.

Cabe recordar que el pasado domingo la secretaria de Seguridad Pública y Paz Social del Distrito Federal, Márcia Alencar, detalló los planes de seguridad de la «Operación Explanada» previstos para el próximo domingo y que pasará con dividir en dos grandes mitades la explanada de los Ministerios, dejando a un lado los manifestantes a favor del ‘impeachment’ y del lado contrario los manifestantes en contra.

Todo ello estará separado por un cordón de seguridad de 80 metros que recorrerá como una columna vertebral toda la explanada desde el Teatro Nacional hasta el Congreso Nacional, además, estarán prohibidas las botellas de vidrio, elementos de metal o madera, artefactos pirotécnicos e incluso el uso de megafonía o elementos provocativos que puedan iniciar una disputa entre los presentes.

«Los globos de gran tamaño, los muñecos hinchable y los símbolos ofensivos estarán prohibidos independientemente de su tamaño», indicó Alencar en referencia a los muñecos de hasta 7 metros de altura utilizados por el Movimiento Brasil Libre (MBL) y que representan al expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y su sucesora Dilma Rousseff vestidos de presidiarios, así como el pato gigante de la Federación de Industrias del Estado de Sao Paulo (FIESP).

La «Operación Explanada» se completará con un bloqueo del tráfico en la región y con un refuerzo de la protección contra posibles actos vandálicos sobre los principales monumentos e instituciones de la República, especialmente el Palacio de Planalto, sede de la Presidencia, el Ministerio de Justicia, el Congreso Nacional y la sede del Tribunal Supremo Federal (TSF). (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias