jueves 29, septiembre 2022
spot_img

China acusa de fraude a los 45 taiwaneses que obligó a deportar desde Kenia

Pekín, 13 abr (EFE).- El Gobierno chino defendió hoy la detención y deportación a China desde Kenia de 45 taiwaneses y les acusó de participar en fraudes telefónicos que estafaron a cientos de ciudadanos chinos, en respuesta a la indignación que el caso ha generado en la vecina Taiwán.

Los detenidos, de los que ocho llegaron a territorio chino el pasado día 9 y los restantes 37 se espera que lleguen hoy, formaban parte de una red de estafadores chinos y taiwaneses que desde el país africano «se hicieron pasar por policías, fiscales y jueces de China» para defraudar dinero.

Así lo explicó hoy un comunicado del Ministerio de Seguridad Pública de China en el que se subraya que algunas de las víctimas «perdieron todos sus ahorros» y que de resultas del fraude salieron del territorio chino hacia Taiwán más de 10.000 millones de yuanes anuales (1.500 millones de dólares) durante un periodo no detallado.

«Hasta ahora, sólo 200.000 de estos yuanes (30.000 dólares) fueron devueltos», añadió el comunicado ministerial, tras destacar que las principales víctimas de estos timos fueron ancianos, profesores, estudiantes, campesinos y desempleados.

Una de las afectadas, «una mujer de Jilin (noreste de China), se suicidó lanzándose desde lo alto de un edificio, al perder en la estafa una compensación que había recibido tras la muerte de su marido», aseguró el comunicado oficial.

El Gobierno de Taiwán protestó el lunes al conocer la deportación de los primeros ocho taiwaneses y ayer redobló su condena tras una segunda retención de 37 de sus ciudadanos, algunos forzados a subir a un avión con destino a China mediante gases lacrimógenos.

Las autoridades de Taiwán, escindida políticamente de China desde 1949 aunque Pekín aún la considera bajo su soberanía, calificaron las deportaciones de «secuestro» y advirtieron de graves consecuencias en las relaciones bilaterales entre Pekín y Taipei.

El portavoz de la Oficina de Asuntos de Taiwán del Consejo de Estado de China, An Fengshan, afirmó hoy en rueda de prensa que los detenidos serán tratados «de acuerdo a la ley, con la única finalidad de proteger y garantizar la seguridad de las fortunas y los derechos de los ciudadanos».

Las autoridades chinas también subrayaron hoy que sus homólogas de Kenia colaboraron en las deportaciones, que informaron de ellas a las taiwanesas y que mantendrán el contacto con la isla para seguir el caso.

«Las víctimas son todas ciudadanos de China, así que tenemos por supuesto el derecho de aplicar la ley», subrayó el Ministerio de Seguridad Pública chino.

El incidente se produce en un momento de creciente enfrentamiento entre China y Taiwán, tras años de deshielo en sus relaciones, por la victoria del independentismo taiwanés en las elecciones legislativas y presidenciales de enero.

El Gobierno de Kenia -que tiene lazos diplomáticos con Pekín pero no con Taipei- defendió su actitud en el caso, asegurando que los detenidos y deportados, entre los que además de 45 taiwaneses había 22 chinos, habían entrado en la nación africana ilegalmente y fueron enviados a China porque era el lugar desde el que habían llegado. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias