jueves 26, enero 2023
spot_img

Cubanos varados en Panamá, «cansados» y «desesperados» por no tener respuesta

Vista de uno de los albergues habilitados en la localidad de Paso Canoas, frontera de Panamá con Costa Rica, para acoger a migrantes cubanos varados en territorio panameño. Cerca de dos mil 200 se encuentran esperando paso por Centroamérica y México. EFE

Panamá, 13 abr (EFE).- Los cubanos varados en el sector de Paso Canoas, en la frontera de Panamá con Costa Rica, están «cansados» y «desesperados» pues no reciben respuesta a su deseo de seguir camino hacia Estados Unidos, dijo hoy la representante de un organismo que brinda apoyo humanitario a los isleños.

La Coordinadora de Programas de Emergencia de Cáritas Panamá, Osiris Ábrego, aseguró a Efe que los más de 2.000 mil cubanos abarrancados en Paso Canoas dicen sentirse «cansados, frustrados y desesperados», particularmente porque una reunión regional celebrada ayer en Costa Rica sobre el problema «terminó sin ningún acuerdo».

Los isleños, añadió, están desalentados porque en este encuentro regional para analizar una salida al asunto no participaron Cuba y Nicaragua, y también porque Costa Rica anunció que devolverá a Panamá a los cubanos que crucen su frontera de manera ilegal.

La reunión de representantes gubernamentales de nueve países para abordar la oleada de migrantes cubanos que busca llegar a Estados Unidos desde Suramérica concluyó este martes en Costa Rica sin una solución al problema.

En la cita participaron vicecancilleres y otros funcionarios de Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Estados Unidos, así como representantes de la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) y del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

Aunque estaban invitados, no participaron Cuba y Nicaragua, cuyo cierre fronterizo para los cubanos a finales del año pasado generó un tapón para la migración que recorre Centroamérica rumbo al norte.

México, según fuentes oficiales, comunicó ayer su decisión de no servir de nuevo como un puente aéreo para los migrantes cubanos varados actualmente en Panamá, como lo hizo en el primer trimestre del año para miles que estaban en ese país y también en Costa Rica.

Este país suspendió el pasado diciembre la emisión de visas temporales para los cubanos, ya que casi 8.000 se habían acumulado en su territorio y se vieron desbordadas las capacidades estatales de atención.

Según las autoridades costarricenses, unos 1.000 cubanos pasaron la frontera a la fuerza este miércoles y algunos de ellos protagonizaron disturbios en la zona, ante lo que tuvo que intervenir la Policía, a pesar de que la mayoría retornó a Panamá voluntariamente.

«Esto se esperaba. Allí hay población cubana que está estancada desde el año pasado y que quedaron fuera del operativo humanitario anterior» de traslado directo a México, afirmó la oficial de Cáritas.

Mientras esté vigente la Ley del Ajuste Cubano de EE.UU., la decisión de Nicaragua de no abrir su frontera y la de México de no tener un puesto humanitario, «esto va a seguir», advirtió.

Ábrego insistió en que los isleños varados en Paso Canoas «no piden refugio ni asilo, solo que les permitan pasar» la frontera y seguir su camino.

La activista aclaró que Cáritas le seguirá dando ayuda humanitaria a los isleños, ya que, dijo, «el tema nuestro es el apoyo humanitario».

Los cubanos en la frontera superan los 2.000, algunos de ellos tienen allí más de cuatro meses, y a estos se suman los aproximadamente 800 que están en Puerto Obaldía (Caribe), tras llegar por tierra y mar desde Colombia.

A mediados de marzo pasado los gobiernos de Panamá y Costa Rica dieron por concluido un operativo especial de traslado directo a México de 6.119 cubanos que se quedaron varados en la zona después de que Nicaragua cerró su frontera alegando motivos de seguridad.

A finales de marzo pasado el Gobierno panameño puso en marcha un operativo que involucra a 14 instituciones de seguridad y socorro para atender a los cubanos en la frontera con Costa Rica.

El flujo de los isleños, que llegan desde Ecuador y Guyana, según sus propios testimonios, no se detiene.

El paso de cubanos por Centroamérica es un fenómeno que ha ido creciendo en los últimos años. Se ha intensificado con el restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba por el temor a que se elimine la Ley de Ajuste Cubano (1961), que otorga facilidades a los isleños a la hora de adquirir la residencia estadounidense. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias