jueves 8, diciembre 2022
spot_img

Costa Rica se retira de empresa conjunta con China para construir refinería

San José, 14 abr (EFE/ElPaís.cr).- La estatal Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) anunció hoy que se retira de una empresa conjunta con China con la que se pretendía construir y operar una polémica refinería de 1.300 millones de dólares.

La presidenta de Recope, Sara Salazar, declaró hoy que la junta directiva de la institución decidió la separación de Soresco, la empresa conjunta con la Corporación Nacional Petrolera de China Internacional (CNPCI), en la que había invertido unos 50 millones de dólares.

La funcionaria aseguró que el actual Gobierno «ha hecho todos los esfuerzos» para seguir adelante con el proyecto, pero no ha alcanzado acuerdos con la parte china.

Salazar explicó que Recope le propuso a la CNPCI la elaboración de un nuevo estudio de factibilidad o que vendiera su participación accionaria de Soresco a un tercer socio, pero la parte china rechazó ambos planteamientos.

Recope aclaró que dentro del Plan Nacional de Energía 2015-2030 «se contempla una acción específica para determinar la factibilidad financiera, económica, social y ambiental de una nueva refinería, para lo que Recope constituyó un equipo de trabajo que está atendiendo esta tarea».

El pasado 20 de junio de 2013, la Contraloría General de la República de Costa Rica frenó el avance del proyecto de la refinería, al declarar inválido el estudio de factibilidad.

La Contraloría halló un incumplimiento del contrato entre Recope y la CNPCI, ya que la empresa china Hqcec, que realizó el estudio, tiene una relación con la petrolera china.

En los años siguientes, los Gobiernos de ambos países llevaron a cabo reuniones para intentar reactivar la iniciativa e incluirle modificaciones.

El proyecto era uno de los más ambiciosos entre China y Costa Rica desde el inicio de relaciones diplomáticas en 2007, está valorado en al menos 1.300 millones de dólares y pretende ampliar la capacidad de refinamiento de los 25.000 barriles diarios actuales a 60.000 en la refinería de Moín, en el Caribe costarricense.

El 70 % del costo del proyecto (unos 900 millones de dólares) serían aportados por un crédito del China Development Bank (CDB) y el restante 30 % estaría a cargo, en partes iguales, de Recope y la CNPCI.

La refinería enfrentaba el rechazo de sectores ambientalistas, académicos y de sectores políticos, que han señalado que contaminará el ambiente y no provocará reducciones en los precios de los combustibles para los usuarios.

Salazar manifestó este jueves que la decisión se apega «al marco legal estipulado en el Acuerdo de Empresa Conjunta» y que ya fue comunicada a la representación diplomática de China en Costa Rica. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias