domingo 2, octubre 2022
spot_img

Castro dice que nuevas empresas no implican la «restauración del capitalismo»

La Habana, 16 abr (EFE).- El presidente de Cuba, Raúl Castro, admitió hoy que en la isla han proliferado micro, pequeñas y medianas empresas privadas al calor de las reformas económicas emprendidas hace cinco años, pero advirtió que eso no implica la «restauración del capitalismo».

En su discurso inaugural del VII Congreso del Partido Comunista de Cuba, único legal, Castro recordó que la estatal seguirá siendo la forma principal de gestión económica en el modelo socialista cubano y abogó por dejar los «eufemismos» y «llamar a las cosas por su nombre».

«No somos ingenuos, ni ignoramos la influencia de poderosas fuerzas externas que apuestan a lo que llaman el empoderamiento de las fuerzas no estatales de gestión, con el fin de generar agentes de cambio en la esperanza de acabar con la revolución y el socialismo en Cuba», aseveró Castro, en una referencia velada al apoyo expreso de EE.UU. a los emprendedores cubanos.

El presidente Castro explicó que el incremento de los trabajadores por cuenta propia, que suman ya casi medio millón, y la autorización de la contratación por estos de fuerza de trabajo «ha conllevado en la práctica» a la existencia de esas pequeñas empresas privadas, que «hoy funcionan sin la debida personalidad jurídica».

Al abrir espacios al sector privado, las reformas económicas aprobadas hace cinco años, cuya revisión iniciará hoy el Congreso de PCC, permiten por el momento solamente el trabajo autónomo a personas naturales o la creación de cooperativas no agropecuarias.

Según explicó Castro, en los lineamientos -término oficial para las reformas- aprobados en abril de 2011, se «precisa rotundamente que en las formas de gestión no estatales no se permitirá la concentración de la propiedad, ni tampoco de las riquezas».

«Por tanto, la empresa privada actuará en límites bien definidos y constituirá un elemento complementario del entramado económico del país, todo lo cual deberá ser regulado por la ley», subrayó Castro.

El presidente cubano, de 85 años, reiteró que en «la Cuba socialista y soberana, la propiedad de todo el pueblo sobre los medios fundamentales de producción, es y continuará siendo la forma principal de la economía nacional y del sistema socio-económico», lo que constituye «la base del poder real de los trabajadores».

Definir la combinación y el alcance de los sectores estatales y privados en la «actualización» del modelo socialista de Cuba es el objetivo de una de las comisiones de trabajo de este VII Congreso del PCC; que se ocupará de la «conceptualización» del nuevo modelo económico y social de la isla.

No obstante, el propio Castro reconoció que la «complejidad» y la «trascendental relevancia» de este asunto no va a hacer posible que ese documento esté concluido antes del final del VII Congreso, el próximo martes 19 de abril, y que el partido continuará discutiendo ese asunto con las bases de la militancia.

«Los principios que sustentan la conceptualización parten del legado martiano, el marxismo-leninismo, el pensamiento del líder histórico de la revolución, Fidel Castro, así como la propia obra de la revolución», indicó Castro su largo discurso inaugural del Congreso. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias