jueves 29, septiembre 2022
spot_img

Brasil movilizado espera la votación sobre juicio político de Rousseff

Brasilia, 17 Abr (EBC).- Brasil se paralizó este domingo (17) para seguir la sesión en la Cámara de Diputados que decide el proseguimiento o no del proceso de juicio político contra la presidenta Dilma Rousseff.

Por la tarde, el panel del pleno ya registraba la presencia de 493 de los 513 diputados y, a la medida que los líderes accedían al micrófono para orientar el voto de sus respectivos partidos, parlamentarios a favor y en contra se manifestaban con gritos de “no habrá golpe” e “impeachment ya”.

Río de Janeiro

Tres pantallas gigantes instaladas por manifestantes a favor de la destitución en la playa de Copacabana transmiten la sesión de la Cámara de Diputados. Cuando hablan los diputados oficialistas, sus voces son suprimidas por gritos de “Fuera PT” desde la multitud. Ya los diputados que apoyan la destitución son aplaudidos por los manifestantes.

La periodista jubilada Janaína Sousa confía en la aprobación del juicio político. “Esta fue la primera limpieza y luego seguiremos limpiando para que el país tenga realmente una oportunidad. Mientras haya robo, este país no va hacia adelante.”

Rio de Janeiro - Manifestantes a favor do impeachment da presidente Dilma Rousseff chegam na praia de Copacabana (Tânia Rêgo/Agência Brasil)
Rio de Janeiro – Manifestantes contra Dilma Rousseff Tânia Rêgo/Agência Brasil

Edmir Simas, relaciones públicas de 52 años, también cree que el juicio político es el primer paso para detener la corrupción en el país. “Primero apagamos el incendio y luego reconstruiremos nuestro país. Y fuera Cunha. Será el siguiente en caer”, dijo en referencia al presidente de la Cámara, Eduardo Cunha, quien está siendo investigado por la Operación Autolavado.

Más temprano, la playa de Copacabana fue escenario de una manifestación contra el juicio político. Más de 20 funkeros se alternaban con representantes de movimientos sociales, artistas y jueces.

“Es el funk contra el golpe”, dijo Rômulo Costa, fundador de la productora de funk Furacão 2000 y creador del acto al que asistieron jóvenes de favelas del entorno de Copacabana, como Pavão-Pavãozinho, Chapéu Mangueira, Rocinha y Vidigal, además de residentes del interior de Río.

São Paulo

São Paulo - Jornada Nacional de Mobilização contra o impeachment no Vale do Anhangabaú. Participam da manifestação a Frente Brasil Popular, composta pela CUT, CTB e outras entidades do movimento social, MST, CMP,
São Paulo – Vale do AnhangabaúRovena Rosa/Agência Brasil

En São Paulo, manifestantes que se oponen a la destitución de Rousseff se reunieron en el céntrico Vale do Anhangabaú, donde se instaló una pantalla gigante para transmitir la votación en la Cámara. También se ha montado un escenario para debates y presentaciones musicales. Entre la multitud, circulan grupos que tocan percusión y birimbao. Con banderas de sindicatos y movimientos sociales, varios participantes se visten de rojo y llevan bandas y adhesivos que clasifican el proceso contra Rousseff como golpe.

“Quieren destituirla para elegir a quién quieren sin una nueva elección”, se quejó Guilherme Nadoni, de 22 años. Según él, no hay ninguna razón para el juicio político. “Estoy aquí por la democracia, que está en riesgo con este golpe que se está haciendo. Dilma tiene la ficha limpia, no hizo ninguna ilegalidad”, dijo Nadoni, proveniente de Interlagos, zona sur de São Paulo, aunque no es un partidario del gobierno.

Las sospechas contra los diputados que conducen el juicio político son, en la opinión de la politóloga Daliane Saroba, de 38 años, uno de los principales problemas en el proceso. Ella afirmó que no está segura del resultado de la votación. “Creo que ella no va a escapar”, dijo.

São Paulo - Concentração de manifestantes que defendem o impeachment da presidenta Dilma Rousseff na Avenida Paulista (Rovena Rosa/Agência Brasil)
São Paulo –  Avenida Paulista Rovena Rosa/Agência Brasil

En la Avenida Paulista, normalmente cerrada al tráfico de vehículos los domingos, manifestantes a favor de la destitución de Rousseff ocuparon tan solo una cuadra entre el Museo de Arte de São Paulo y la sede de la Federación de Industrias del estado, a diferencia de lo que ocurrió en las manifestaciones anteriores, cuando todas las calles de la región fueron tomadas por la multitud.

La mayoría viste ropas con los colores de la bandera brasileña: verde, amarillo, azul y blanco. La asesora de viajes Márcia Guzardi, de 60 años, explicó por qué estaba allí: “Tenemos que creer. Confío en mi país. Creo que, con mucha gente junta, lograremos cambiar. Estoy luchando por un país mejor y no por un partido”, dijo.

El abogado Rafael García, de 31 años, cree que uno de los peores reveses es el desempleo. “La gente está sufriendo, sin seguridad, sin salud, sin vivienda, y sobre todo viviendo un camino de desempleo que afecta a diez millones. Y detrás de cada desempleado, hay una familia. Las empresas están quebrando, el dólar alcanza casi los R$ 4,00. Perdimos Petrobras y nos enfrentamos a la mayor corrupción del mundo. Eso tiene que cambiar”, dijo.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias