jueves 8, diciembre 2022
spot_img

Gremio de arquitectos pierde confianza en diseño de nuevo edificio legislativo

San José, 17 Abr (ElPaís.cr).- Desde que comenzó la preparación del terreno y las demoliciones de bienes estatales, hace dos semana, que se ubican donde será construido el próximo edificio legislativo, la  incertidumbre y críticas comenzaron a gestarse y hacerse públicas por parte del gremio de arquitectos e ingenieros en contra del diseño del proyecto.

El Congreso y la ciudadanía llevan aproximadamente tres años esperando para poder ver la versión definitiva de lo que será el «edificio de la discordia», pero cuando se presentó la que parece ser la última versión, según el Directorio legislativo, la Sala Constitucional y la Contraloría General de la República (CGR), las dudas lejos de disiparse aumentaron.

Foro sobre edificio legislativo. Foto tomada del Facebook de: U VéritasCon base en esto, la Universidad Véritas organizó un espacio de conversatorio el pasado viernes, en el que participaron el Arq. Javier Salinas, ganador de la propuesta elegida, el Ing. Javier Cedeño, así como también los Arqs. Bruno Stagno y Álvaro Rojas, quienes desde diferentes perspectivas explicaron por qué para ellos el proyecto es inviable tal y como está.

Dicho foro tuvo como moderador al Arq. Luis Diego Quirós, Director de la Universidad quien con el mayor de sus esfuerzos intentó que todos los presentes se sintieran cómodos, pero las críticas que Salinas recibió no solo en cuanto al proyecto, sino también a nivel personal en relación con la argumentación del proyecto fueron difíciles de alivianar.

Bruno Stagno, quién fue profesor de Salinas pero además es el fundador del Instituto de Arquitectura Tropical, expositor internacional y principal gestor de la norma de arquitectura sostenible, explicó que, «el muro eventualmente se va calentar y va transmitir calor hacia adentro. Es un proceso lógico (…) Por distintas razones el proyecto no va a funcionar tal cual fue planteado».

Stagno quién mencionó que en una ocasión le puso un cero a Salinas cuando era su alumno, expresó también que al proyecto no le tiene ninguna fe a partir de su experiencia profesional, y que más bien le sorprende que las autoridades legislativas optaron por una propuesta de este tipo.

Al igual que este experto en la materia, los demás expositores abarcaron pros y contras del proyecto, para la desgracia del arquitecto elegido por la Asamblea más carencias y fallos que beneficios. Cabe aclarar que si bien es cierto algunos aspectos de los que hubiesen sido buenos mejorar según los expositores, eran estéticos, relacionados con el concepto de «belleza»,el cual termina siendo muy subjetivo, otros eran más estructurales y técnicos.

edificio

Lea también: Plenario, búnker o tumba

Los arquitectos invitados por la universidad señalaron que la propuesta carece de creatividad, al menos a nivel externo, además acusaron que la prropuesta proyecta un sentimiento de separación, casi como si algo quisiera esconderse o protegerse.

Además, cuestionaron las decisiones del Colegio Federado de Ingenieros y Arquitectos Costarricenses (CFIA), el cual tuvo que dar el aval al diseño para poder comenzar el plan de ejecución.

«Había asumido cosas por medio de fotos de la prensa, ahora mis dudas se confirmaron y esto me causa tristeza», manifestó el arquitecto Stagno.

Actualmente, el proyecto suma a su lista de críticas una serie de elementos aportados por un gremio que hasta el momento no se habían pronunciado oficialmente. En esta misma línea,  un grupo de diputados del Frente Amplio (FA), Liberación Nacional (PLN) y Acción Ciudadana (PAC), que no comparten la propuesta de este nuevo edificio, ya han señalado sus opiniones al respecto, en su mayoría referidos específicamente al precio del proyecto, su diseño, y a la decisión del Directorio de no volver a refrendar el fideicomiso del contrato una vez que se readjudicó a Salinas.

Los cuestionamientos de los congresistas comenzaron a surgir hasta hace poco, debido a que desde octubre pasado cuando el nuevo anteproyecto fue aprobado estuvo «oculto», y  hasta marzo de este año se expuso el nuevo diseño. De hecho, la Sala IV procesó un recurso de amparo contra la Asamblea por esconder información pública; asimismo un oferente presentó una denuncia contenciosa contra el proceso del nuevo fideicomiso, pero eventualmente retiró la acusación legal.

Ante estas criticas, Karla Prendas, Segunda secretaria del Directorio especificó que todo el proceso ha sido legal, la CGR dio el aval, el CFIA también, además fueron otorgados los permisos culturales y ambientales para seguir. Recalcó que el proceso ha sido «público» y está en actas de la Asamblea.

Lea también: Diputada PLN considera inaceptable observaciones al nuevo edificio legislativo

En medio de una crisis fiscal, en la cual los diputados recalcan constantemente que es necesario recortar gastos y aprobar una reforma fiscal para ordenar tributariamente el país, se prevee que la nueva versión del proyecto tendrá un costo de 52 mil millones de colones, esto tomando en cuenta que dentro de los requisitos para concursar en la licitación (la primera y única que fue realizada) se especificó que el monto total del proyecto no podía ser mayor a los $60 millones.

Dentro de los requisitos con relación al diseño, también se establece que se debe abogar por la reducción del efecto del calor, lo cual actualmente se cuestiona debido a que el edificio que se planea construir es completamente cerrado, sin ventanas ni entradas de aire, excepto un «pozo de luz» que según los panelistas de este pasado viernes en la universidad Véritas no cuenta con las normas que exige el Ministerio de Salud.

289532_edificio

La versión pasada contaba con 27 pisos, la nueva propone la creación de 21 pisos, entre ellos cuatro subterráneos. Uno de estos, adecuado para ubicar el plenario legislativo. Además, aunque actualmente el Congreso cuenta con 57 diputados de 9 nueve fracciones distintas, este diseño está pensado para 114 legisladores.

Tanto en redes sociales, en el plenario, en los foros y en la sociedad civil en general, cuestionan que el diseño se asimila más a un «block» o «caja de leche» que a un edificio moderno, y, aunque se supone que éste debe contar con  una relación entre función y forma, asegurándose de que promueva la gestión responsable de recursos, que fuese ecológico, que abogara por la minimización de la contaminación electromagnética, adecuado para reducir la ventilación mecánica y con un sistema de luz natural contrastado con artificial siendo siempre un edificio de fácil acceso abierto a la interacción con la sociedad; para muchos no cumple con lo necesitado.

Cabe recordar que anteriormente el Directorio aprobó la ampliación del contrato para una “readecuación” del proyecto, pagando las tarifas profesionales de arquitectura e ingeniería correspondientes a un proyecto completamente nuevo; no obstante, se considera readecuación ya que fue adjudicada al mismo contratista de la antigua propuesta, sin concurso o licitación.

La CGR refrendó el primer contrato de fideicomiso; sin embargo, cuando se le consultó a los miembros del Directorio porque esta segunda no se refrendó afirmaron que no es necesario, y que el criterio fue fundamentado por la Contralora Martha Acosta y los funcionarios que mantuvieron reuniones con congresistas.

En este marco, Antonio Ayales, Director Ejecutivo de la Asamblea explicó que, “si la variación cabe dentro del concepto de sustancial, el contrato del fideicomiso debe volver a refrendarse, pero de no ser así no hace falta (…) Para la Contraloría la variación es sustancial cuando cambia el objeto en cuestión, es decir, si al Poder Legislativo se le hubiese ocurrido en esta segunda ocasión hacer un estadio y no un edificio se tendría que ejecutar un segundo refrendo”.

Lea también: Directorio Legislativo: “Fideicomiso de nuevo edificio legislativo no necesita otro refrendo de la Contraloría”

 

Más noticias

6 COMENTARIOS

  1. No se necesita ser un Santiago Calatrava para hacer algo que valga la pena. Pero solo echemos un vistazo a las obras hechas por este genio. Lo dije antes: esta mole de caldera que sospechosamente, y tardíamente, mostraron a la ciudadanía y que se ve en esta foto carece del mínimo de creatividad y de inclusión social (doctrina legislativa pitufina en el desgobierno arias sánchez). Veamos a Calatrava, no lo copiemos, pero inspirémonos en su monumental obra.

  2. Además de feo, este cubo es peligroso porque favorece el mal gobierno. Las y los diputados, sin ventanas exteriores por donde refrescar la vista, se verán en la obligación de observarse mutuamente a través de las aberturas interiores. La paranoia que resulte de este mutuo y constante fisgoneo exacerbará las hostilidades partidistas, las que con el tiempo podrían llegar hasta a desencadenar golpes de estado.
    Un edificio para el primer poder de la república debe contar con la asesoría de profesionales competentes en psicología.

  3. En el libro «Ensayos de herejía», el profesor de Historia de la Filosofía, Universidad de Barcelona, Luis Andrés Bredlow, refiriendose a hechos semejantes, expresa: Lóbrega arquitectura carcelaria. Excitantes desnudeces de paredes de cemento.—- No puede uno menos de preguntarse cuál es la raiz de todo esto, de dónde viene tanta fealdad tanta barbarie, tanta sumisión borreguil a la dictadura del adefesio y del aburrimiento.—Nos dicen «…que hoy en día lo que cuenta es lo práctico, lo funcional, la utilidad. ¿Quien va a perder el tiempo con contemplaciones estéticas ni tiquismiquis de estilo?. Lo que interesa es que las cosas funcionen y basta». ——-Es mentira aquello de que la utilidad está reñida con la belleza, que lo útil y funcional tiene que ser feo y lo bello inútil. Pero hay algo mas, la desoladora sordidez de algunas costrucciones no se explica por el sólo cálculo de costes y beneficios etc…. Recomiendo la lectura de ese pequeño libro rico en reflexiones y sabiduria.

  4. Por algo mantuvieron el diseñazo entre telones. Ahora ya para qué la crítica. Eso era lo que no se quería escuchar.
    A la larga refleja más al trabajo diputadil de lo que creen los expertos. Es como un edificio de nichos… para esos cerebros muertos que pululan en la asamblea. Muertos a todo lo que no sea proteger intereses… eso es lo que va en el hueco del medio, ése que supuestamente sirve para ventilar y proveer de luz. Un túnel vertical… oh tristeza.

  5. Estoy negativamente sorprendida por este diseño gris, en vez de un diseño verde. Si aspiramos a mejorar nuestra huella nacional de carbono, proteger acuíferos y convertirnos en un país ambientalista, lo que menos se me ocurriría es un bloque de concreto, sin ventanas y sin nada que dicte la pauta «eco». En vez de recordarnos que debemos detener la impermeabilización de los suelos, nos imponen una mole de concreto, con 4 pisos subterráneos (en un lugar que antes fuera un lago…). Mejor díganme que «tendrá el primer sistema de alumbrado solar», o que «se hace en forma de esfera de Diquís» o que «será una paloma de la paz» o qué sé yo…pero no un búnker de concreto en un país sin ejército.

Responder a Tatiana Lobo Cancelar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias