martes 29, noviembre 2022
spot_img

Moscú califica de «inadmisible» la situación de libertad de prensa en Turquía

Moscú, 4 may (Sputnik). – La situación de libertad de prensa en Turquía es «inadmisible» para el mundo actual, afirmó la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova.

«Miren la situación de libertad de prensa (en Turquía). Es algo inadmisible para el mundo actual: incluso un intento de criticar, ironizar o satirizar es castigado con arrestos, amedrentamientos y expulsiones», afirmó Zajárova en entrevista al diario ruso Izvestia.

Señaló que «ya las organizaciones internacionales que velan por la situación dicen que son inadmisibles las acciones de las autoridades turcas».

Anteriormente se informó que fueron despedidos más de 400 empleados del diario opositor Zaman y la agencia noticiosa Cihan, medios intervenidos por las autoridades turcas en marzo pasado.

Además, en Turquía cerraron las televisiones Kanaltürk y Bugün TV, los diarios Bugün Gazetesi y Millet Gazetesi y la emisora Kanaltürk Radyo que pertenecían al grupo privado Koza-Ipek.

Los administradores públicos explicaron el cierre por la difícil situación económica de los medios, que supuestamente generaban más pérdidas que ingresos.

El 14 de abril fue bloqueada en Turquía la página web de esta agencia, pocas horas después de la sesión de preguntas y respuestas con el presidente de Rusia, Vladímir Putin, que en su comparecencia hizo varias declaraciones respecto a las autoridades turcas y las relaciones bilaterales.

Más tarde las autoridades del país otomano retiraron la acreditación al redactor jefe de Sputnik Turquía, Tural Kerimov, y le prohibieron la entrada en el país.

Según Zajárova, los intentos de Ankara de «presionar e intimidar» se extienden incluso a los comunicadores fuera de Turquía.

«Basta mencionar el ‘colapso poético’, cuando un satírico en Alemania recitó en la televisión un poema sarcástico sobre (el presidente turco Recep Tayyip) Erdogan y ahora enfrenta un juicio», dijo.

El pasado 31 de marzo el cómico alemán Jan Böhmermann recitó en la televisión un poema –que él mismo calificó de un ejemplo de «críticas abusivas»– donde insinuó que Erdogan «la tiene pequeña» y le acusó de reprimir a las minorías kurda y cristiana, golpear a menores, ver pornografía infantil y practicar la zoofilia, la homosexualidad y el sexo grupal.

El Gobierno de Turquía envió una nota a Berlín pidiendo iniciar una causa penal contra el presentador, mientras el propio Erdogan presentó una querella penal al respecto ante la Fiscalía de Maguncia.

Más tarde, la canciller alemana Angela Merkel aseguró que su Gabinete autorizará una investigación del caso Böhmermann pero a la vez afirmó que Alemania abolirá el artículo penal correspondiente –que tipifica como delito la injuria a organismos y representantes de Estados extranjeros– antes de 2018.

Böhmermann se enfrenta a una pena de prisión de hasta tres años si se demuestra que infringió el artículo 103 del Código Penal alemán. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias