domingo 4, diciembre 2022
spot_img

Programa Hoy No Circula fracasa en Ciudad de México, dicen expertos

Ciudad de México, 7 may (Sputnik). – El programa Hoy No Circula, que restringe de 20 a 40 por ciento el uso de los automóviles en la Ciudad de México, para enfrentar la contaminación del ambiente, es insuficiente y ha fracasado, consideran expertos consultados por Sputnik Nóvosti.

«Luego de tres días de contingencia ambiental esta semana, continuamos igual, el programa Hoy No Circula se muestra limitado e ineficiente», dijo a esta agencia la experta Margarita Campusano, directiva del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda).

A pesar de haber prohibido tres días la circulación de hasta cuatro de cada diez autos –de los 8 millones que circulan en el llamado Valle de México–, «la contaminación sigue en niveles altos y se pronostica que las condiciones del próximo 10 de mayo, Día de las Madres, el pico de ozono sea el más alto de todo el año», dice la experta.

Ese programa emblema de la contingencia ambiental, aplicada por primera vez en 14 años en la urbe de 20 millones de habitantes, se dirige a los automóviles privados, un 75 por ciento de los autos en circulación, que se han duplicado de 3,5 a casi 7 millones entre 2005 y 2013, según cifras oficiales.

Pero la mancha negra se origina en el 15 por ciento de los contaminantes que genera el transporte de carga y pasajeros: produce el 80 por ciento de la emisión de las peligrosas partículas PM2.5 de todos los gases lanzados a la atmósfera, «son las más dañinas al ser humano por su tamaño ultra-fino y el carbono negro cancerígeno», dijo Campusano.

«Otros contaminantes dan dolor de cabeza y pulmonares –explica–, pero las partículas que producen cáncer de pulmón y de corazón son las PM2.5 que genera el transporte de carga, son mortíferas», enfatiza.

RESPUESTAS TARDÍAS

El gobierno de la Ciudad de México anunció este viernes que dejará de usar gasolina en sus unidades, y en su lugar empleará gas natural, informó el alcalde de la capital, Miguel Ángel Mancera del centroizquierdista Partido de la Revolución Democrática, que ha gobernado la capital desde 1998.

«Los anuncios son positivos –replica Campusano– las medias son los que la sociedad ha pedido desde hace tiempo, el problema es que son fuera de tiempo, una década más tarde por lo menos».

La contaminación ha causado casi 2.000 muertes prematuras por polución, unas 4.500 hospitalizaciones y 250.000 consultas médicas pulmonares, indicó un estudio de Cemda.

Esa disrupción de la vida colectiva «viola el derecho ciudadano a un medo ambiente sano, y genera afectaciones a la salud por el atraso en la aplicación de normas modernas y actualizadas», dice la responsable del organismo ciudadano.

El gobierno federal ha admitido que no es suficiente el programa Hoy No Circula, y que se requiere, además, una norma nacional más estricta para el control de las emisiones contaminantes

Sin embargo, es discurso es descalificado por la realidad, «en los hechos el gobierno no pone en marcha medidas sobre uso de gasolinas y diésel limpias», reprocha la especialista.

También hay normas gubernamentales pendientes de actualizar, como el establecimiento de centros de verificación del aire de los estados que generan mayor contaminación –como el industrial Estado de México, vecino de la megalópolis–, o en la introducción de tecnologías limpias en los camiones de transporte público y de carga, todo está pendiente.

Esta nueva crisis «ha obligado al gobierno a hablar de mejorar los sistemas de protección y monitoreo computarizado –a bordo de las unidades de transporte público, explica–, para medir contaminantes dentro de los vehículos, con sistemas de control más eficientes, menos sujetos a la corrupción».

A la directiva del Cemda, le parece «increíble que en medio de la contingencia ambiental digan que darán a conocer las acciones en una semana o más adelante, como nuevos modelos de transporte, ¿qué estaban haciendo antes, cuando el problema se estaba gestando?», se pregunta.

La prueba de que hay una década de atraso en las medidas, es que hace más de 10 años el científico mexicano Mario Molina, Premio Nobel de Química, presentó una serie de recomendaciones, que ya eran urgentes.

El programa Hoy No Circula era una medida, pero había otras que se postergaron por razones políticas y económicas, relacionadas con la industria y el transporte de carga.

«Otra serie de acciones como la introducción del diésel de bajo azufre, una flota vehicular moderna, un transporte de carga moderno, la medición de la calidad del aire y nuevas tecnologías, fueron relegadas», puntualiza.

Sin embargo, todas las medidas ambientales se concentran en el reprender a los automovilistas, desincentivar el uso del auto privado, y a estimular el uso de la bicicleta. Pero la realidad es que la capital mexicana no ha mejorado la infraestructura para que la gente use transporte público.

«El metro va reventando, el metro-bus está saturado y la gente tarda una hora más para subir a un vagón multitudinario, no hay opciones infraestructura para usar bicicletas, las autoridades siguen esperando que la bomba de tiempo no explote», puntualiza. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias