miércoles 28, septiembre 2022
spot_img

La ONU busca unir fuerzas contra el terrorismo y su propaganda

Naciones Unidas, 11 may (EFE).- La ONU hizo hoy un examen de conciencia sobre los daños que causa el terrorismo más allá de las vidas que extingue, y pidió unir fuerzas para combatir su propaganda y dejar claro que sus actos no deben asociarse con ninguna religión.

Delegados de unos setenta países, una decena de ellos representados por ministros, examinaron hoy a fondo en el Consejo de Seguridad las tareas pendientes para unir la voz contra el terrorismo y buscar acuerdos en esa tarea común.

«Debemos ser conscientes de que las bombas terroristas aniquilan más que vidas humanas; atacan nuestros valores comunes, y su objetivo es extender el temor», afirmó el vicesecretario general de la ONU, Jan Eliasson, al comienzo de la sesión.

La mayoría de los participantes en la reunión insistieron en la necesidad de buscar nuevas herramientas para combatir el terrorismo y sus medios de expresión, pero también coincidieron en censurar a quienes interpretan a su favor las doctrinas del islam.

Así lo recordó uno de los participantes en el debate, Mohi el Din Afifi, secretario general de Al Azhar, la institución más importante del islam suní, quien acudió al Consejo para refrescar ideas sobre los límites entre la religión y la violencia.

La «barbarie» actual, dijo, «nunca antes vista en la historia, ha superado todo límite de la religión, de la moralidad y de las tradiciones humanas».

El líder suní dijo que es «doloroso» que crímenes como los que han cometido el Estado Islámico (EI) o Al Qaeda se hayan hecho en nombre del islam, «como si se tratara de una religión de barbarie», y recordó el mensaje de misericordia que defiende el Corán.

Los miembros del Consejo sentaron esos principios en una declaración presidencial, a cargo este mes de Egipto, en la que se dejó claro que «el terrorismo no puede ni debe asociarse con ninguna religión, nacionalidad o civilización».

La ONU, que en septiembre pasado organizó una cumbre mundial para analizar medios de interrumpir el flujo del yihadismo transfronterizo, quiere insistir ahora en nuevas herramientas para combatir la propaganda en la que se cimenta esa violencia.

El Consejo de Seguridad decidió encargar a un comité especial que antes del 30 de abril de 2017 prepare una propuesta para fijar un «marco internacional amplio» a fin de «combatir eficazmente» los medios que utilizan el EI y Al Qaeda para difundir su mensaje.

Esos medios deben incluir una «campaña de contrapropaganda» en la que posiblemente participen víctimas del terrorismo para luchar contra la radicalización que conduce a la violencia y «diseñar campañas sólidas» en las redes sociales.

Pero, como reconoció un alto directivo de Microsoft invitado a la reunión, se trata de una labor difícil, tanto en el plano técnico como en el ideológico.

Ni siquiera «hay una definición aceptada universalmente sobre lo que es terrorismo y extremismo», afirmó en la reunión el vicepresidente de Microsoft, Steven A. Crown.

El directivo de la firma tecnológica reconoció que «no hay una respuesta sencilla» ni «una bala de plata» para luchar contra la propaganda terrorista, y puso como ejemplo algunas cifras de lo que implica la maquinaria del discurso del extremismo islámico.

Quince minutos después de los ataques de París del pasado 13 de noviembre hubo 7.000 tuits y en dos semanas hubo un millón de personas que accedieron en internet a vídeos en los que se ensalzaban estos ataques.

«Cada día 1.600 millones de usuarios (de redes sociales) de todo el mundo difunden mensajes inaceptables en todas las categorías», dijo Crown en la sesión.

Los asistentes, llegados de todo el mundo y que guardaron un momento de silencio en homenaje a las víctimas, se unieron a los esfuerzos para impulsar medidas globales y la condena mundial contra una violencia extremista que cada día cruza más fronteras.

«Ya no se trata sólo de (extremistas violentos) extranjeros, sino que están enquistados en nuestra sociedad», afirmó el ministro de Exteriores de Holanda, Albert Koenders. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias