martes 27, septiembre 2022
spot_img

Luis Enrique: «Para ser campeones, dependemos de nosotros mismos»

Sant Joan Despí, (Barcelona), 13 may (EFE).- El entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, se mostró este viernes convencido de que, para ser campeón de Liga, su equipo tendrá que ganar mañana al Granada en el Nuevo Estadio de Los Cármenes, porque el Real Madrid no fallará en Riazor.

«Esa es la sensación que tengo desde hace cuatro o cinco semanas y la sigo teniendo hoy», manifestó en la rueda de prensa previa al partido.

Por eso, el técnico del conjunto azulgrana ha adelantado que en su banquillo nadie estará pendiente del encuentro de La Coruña y ni mucho menos se informará de él a los jugadores.

«Solo hay una partido: el de Granada. Si no somos capaces de ganar, habrá que mirar al otro lado, pero hasta que no pite (el árbitro) en el minuto 95, no me interesa nada más», aseguró.

En cualquier caso, el técnico asturiano destacó que su equipo llega a esta última jornada habiendo recuperado las buenas sensaciones tras encadenar cuatro victorias consecutivas en el campeonato.

«Hemos recuperado el nivel en los últimos partidos. Equilibrar la tarea defensiva y ofensiva (han marcado 21 goles y no han encajado ninguno en esa racha) ha sido clave en este tramo final de la temporada», indicó.

Además, recordó que sus jugadores «ya han ganado muchas cosas» y nunca acusan la presión en «finales» como la de Granada. «Es la única que tenemos, la otra no existe para mí», apostilló cuando se le ha preguntado por la final de Copa del Rey, ante el Sevilla, de la semana próxima.

Luis Enrique no ha querido valorar el posible mal estado del césped de Los Cármenes -«solo me centro en lo que puedo controlar», ha respondido- ni tampoco si el Granada o el Deportivo estarán primados mañana o, por el contrario, jugarán solo por el orgullo de brindarles una última vitoria a sus respectivas aficiones.

«Yo siempre pongo la mano en el fuego por todos los profesionales del fútbol. Luego, si me quemo la mano, ya la retirare», afirmó al respecto.

Sobre cómo motivará a sus hombres antes del partido contra el Granada, el técnico del Barça argumentó que su misión, en este tipo de encuentros donde los estímulos «están tan a la vista», es justo la contraria: «trabajar para que no se disparen».

Y si reeditan el título, le es indiferente no poder celebrarlo esa misma noche con una rúa por la calles de la capital catalana, un plan previsto inicialmente por el club pero que finalmente ha sido suspendido por razones de seguridad tras hablar con el Ayuntamiento de Barcelona.

«Si ganamos la Liga, ya buscaremos la manera de disfrutarlo. Lo de la rúa es secundario», concluyó Luis Enrique, empeñado en enviar un mensaje inequívoco durante toda su comparecencia. Ni Granada ni Deportivo ni Real Madrid ni maletines: «Para ser campeones, dependemos de nosotros mismos». EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias