jueves 6, octubre 2022
spot_img

La principal central sindical de Brasil rechaza reunirse con el presidente interino Temer

Río de Janeiro (Brasil), 16 mayo (Sputnik).- La Central Única de los Trabajadores (CUT), principal central sindical de Brasil, rechazó este lunes la invitación del presidente interino Michel Temer al Palacio de Planalto para discutir la inminente reforma del sistema de pensiones anunciada por el ministro de Finanzas, Henrique Meirelles.

«La CUT no reconoce golpistas como gobernantes, por eso no acudirá a la reunión que Michel Temer organizó este lunes junto a las centrales sindicales», afirmó en un comunicado oficial el presidente nacional de la CUT, Vagner Freitas, en el que calificó a la clase trabajadora de Brasil como «principal víctima del golpe» contra la presidenta Dilma Rousseff.

En este sentido, la central sindical, estrechamente vinculada al Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff, explicó que «continuará con la lucha contra los retrocesos pretendidos y anunciados junto a los movimientos sociales en las calles y lugares de trabajo» y señaló que «la lucha constante» impedirá que Brasil retroceda a «décadas pasadas».

Por tanto, la reunión de este lunes solamente contó con la presidencia del ministro Meirelles, el ministro de Casa Civil, Eliseu Padilha, y de Trabajo, Ronaldo Nogueira, así como la Unión General de Trabajadores (UGT) y el sindicato Fuerza Sindical, organización de trabajadores considerada como la representante de los movimientos sindicalistas de derecha en Brasil.

El pasado viernes, Meirelles apuntó que la reforma del sistema de pensiones tendrá como objetivo prioritario garantizar la «solvencia» del sistema y recordó que «existen muchos países en los que faltan recursos para pagar las pensiones, el sistema deber ser autosustentable y crearemos las condiciones para ello».

Además, el nuevo ministro de Finanzas anunció que «habrá una edad mínima de jubilación» lo que supuso una monumental bronca del presidente de Fuerza Sindical, Paulo Pereira da Silva, que consideró la propuesta como «extravagante» e «inoportuna» a la vez que recordó que «el último Gobierno ya hizo cambios que solo resultaron en prejuicio para los trabajadores».

Las primeras medidas económicas del recién estrenado Gobierno Temer contarán con la previsible oposición frontal tanto de los sectores a la izquierda, alineados en su totalidad a favor del retorno de la presidenta Rousseff, como de la derecha neoliberal que ve demasiada ambigüedad en el programa del Gobierno del Partido Democrático de Brasil (PMDB). (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias