sábado 24, septiembre 2022
spot_img

Defensores de DDHH en El Salvador celebran anulación de condena a mujer que abortó

San Salvador, 20 may (Sputnik).- La anulación de la sentencia contra una mujer salvadoreña que cumplía una condena de 40 años tras sufrir un aborto espontáneo da esperanza a las organizaciones que luchan por los derechos humanos en ese país centroamericano, dijo el viernes a Sputnik Nóvosti la abogada Katia Resinos.

«Es una gran esperanza. Esto es un mensaje de que algo está cambiando y que se está abordando el tema de la despenalización del aborto en base a criterios objetivos porque es una situación (la emergencia obstétrica) que le puede ocurrir a cualquier mujer durante su embarazo», señaló Resinos, quien forma parte del equipo jurídico de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto Terapéutico, Ético y Eugenésico de El Salvador.

Maria Teresa Rivera recuperó este viernes su libertad después de que la justicia declarara nula la sentencia argumentando errores procesales.

«De acuerdo con las evidencias presentadas por la defensa con los cuatro peritajes técnicos no hay pruebas que determinen que Teresa haya cometido algún agravio contra su descendiente, razón por la cual se anuló la sentencia», dijo a esta agencia Jorge Menjívar, también miembro de Agrupación Ciudadana.

Rivera fue condenada en 2012 a 40 años de prisión después de sufrir una emergencia obstétrica sin saber que estaba embarazada.

«Había sido injustamente condenada, tuvo un parto extra hospitalario y la habían acusado de cometer aborto», explicó Resinos a esta agencia.

La abogada aseguró que hubo un incumplimiento del debido proceso y de su presunción de inocencia.

«Tras una larga trayectoria para lograr su libertad (…) hoy ha sido absuelta», celebró Resinos.

El caso de Rivera es el más grave debido a la extensa condena, pero no el único, ya que casi una treintena de mujeres de ese país se encuentran en la cárcel por los mismos motivos.

«Cumplen condenas que no son justas, no tuvieron una defensa adecuada. Existe una fiscalía que es totalmente criminalizadora para las mujeres en El Salvador» continuó Resinos, quien hizo referencia a las «deficiencias institucionales» del Instituto de Medicina Legal (institución forense) para la investigación de este tipo de delitos.

El Salvador, Honduras y Nicaragua tienen las leyes más restrictivas respecto al aborto y rigen penas de prisión para quien incurra en la interrupción voluntaria del embarazo sin importar las circunstancias.

Las mujeres en El Salvador podían abortar en casos de violación o si la salud del bebé o de la madre estaban en peligro, sin embargo una ley lo prohibió en 1998.

En América Latina solo Cuba,  Uruguay y la capital de México despenalizaron la interrupción del embarazo, pero en los dos últimos lugares lugares el acceso a los servicios de salud es complicado.

Cuba mantiene su liderazgo en la esfera de los abortos en la región y a nivel mundial, pues esa operación en el país caribeño es legal y gratuita, con unas 30 interrupciones por cada 1.000 embarazadas, pese a un alarmante envejecimiento que sufre la población de la isla.  (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias