jueves 29, septiembre 2022
spot_img

China reduce su presión sobre pesqueros filipinos en gesto hacia Duterte

Pekín, 6 jun (EFE).- Guardacostas chinos han reducido su presión sobre los pesqueros de Filipinas en zonas disputadas por ambos países en el Mar de China Meridional, algo que expertos atribuyen a un gesto de conciliación de Pekín hacia el nuevo presidente filipino Rodrigo Duterte, destaca hoy la prensa de Hong Kong.

De acuerdo con esos expertos citados por el diario South China Morning Post, en las últimas tres semanas buques filipinos han podido pescar nuevamente en las inmediaciones del disputado atolón Scarborough sin ser detenidos o recibir advertencias por parte de guardacostas chinos.

«Hay indicaciones de que hay gestos positivos en marcha», destacó al respecto un experto filipino en relaciones internacionales, Rommel Banlaoi, en el Diálogo de Shangri-La, un foro sobre seguridad en Asia Pacífico que el fin de semana se celebró en Singapur.

El experto también subrayó que la Armada de Filipinas ha podido patrullar sin problemas en las proximidades de otro atolón reclamado por ambos países, el de Second Thomas (en el que Manila tiene el control de facto).

Estos cambios coinciden con la llegada de Duterte a la presidencia de Filipinas, con un discurso más partidario de acercamiento a China en el conflicto, como probó el hecho de que su primera reunión diplomática tras asumir el cargo fuera con el embajador chino en el archipiélago.

Desde China fuentes próximas a la Armada coinciden en que Pekín ha reducido la presión pero también lo ligan a un intento de reducir hostilidades a raíz de que Filipinas llevara el conflicto a la Corte Penal de Arbitraje de La Haya, quien podría emitir un veredicto contrario al régimen comunista próximamente.

El atolón de Scarborough, uno de los más próximos a Filipinas en el Mar de China Meridional, pasó a ser férreamente controlado por guardacostas chinos en 2012, a raíz de un incidente marítimo entre los dos países, y es uno de los principales puntos de tensión del conflicto.

Su relativa proximidad a bases filipinas con presencia militar estadounidense (dos de ellas en la provincia de Pampanga, a 330 kilómetros de Scarborough) también añade tensión en torno a ese pequeño territorio deshabitado, que los chinos conocen con el nombre de isla Huangyan.

China se disputa numerosas islas en los archipiélagos Spratly, Paracel y otras partes del Mar de China Meridional con diversos gobiernos de la región, como Vietnam, Filipinas, Indonesia, Malasia, Brunei o Taiwán.

El conflicto es uno de los temas a discusión en la agenda del Diálogo Estratégico y Económico que China y EE.UU. celebran hoy en Pekín, donde el jefe de la delegación norteamericana, el secretario de Estado John Kerry, ha rechazado unilateralismos en la cuestión y ha instado a buscar «una solución diplomática». EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias