domingo 14, agosto 2022
spot_img

Oposición critica a Ortega por oponerse a observadores en elecciones

Fotografía cedida por el Gobierno de Nicaragua tomada de El 19 Digital hoy, domingo 05 de junio de 2016, donde se muestra al presidente de Nicaragua, Daniel Ortega (c), la noche del sábado 4 de junio de 2016 saludando durante el VI Congreso Sandinista Nacional «Comandante Tomás Borge Martínez», donde fue elegido como candidato presidencial por el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y solo se permitió la cobertura de medios oficiales o afines a ese partido. EFE/

Managua, 5 jun (EFE).- La Coalición Nacional por la Democracia, que encabeza el Partido Liberal Independiente (PLI), principal de oposición de Nicaragua, criticó hoy al presidente del país, Daniel Ortega, por oponerse a la presencia de observadores internacionales en los comicios de noviembre.

«Confirma de nuevo que la dictadura Ortega-Murillo no cree en la democracia, no confía en su propia militancia, ni los respeta y es una pena», comentó la candidata a la Vicepresidencia por esa Coalición, Violeta Granera, durante una convención en la que fue ratificada su nominación.

Ortega, que fue proclamado anoche por los sandinistas para aspirar a una nueva reelección, criticó a los observadores electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA), de la Unión Europea (UE) y a los «yanquis», en alusión a Estados Unidos, porque, a su juicio, sólo se pronuncian en procesos de los países donde no tienen «su dominio».

«Aquí se acabó la observación», sentenció el gobernante, quien la emprendió anoche contra los embajadores, sin mencionar de que países, por llamar a los árbitros electorales y a diputados para pedir cuentas sobre las elecciones generales.

Según Granera, Ortega, al igual que su esposa, Rosario Murillo, «no está preocupado ni ocupado en preservar la paz de nuestro país» y que su oposición a la presencia de los observadores internacionales «son muestras de debilidad y de miedo».

Por su lado, el candidato opositor a la Presidencia y actual diputado, Luis Callejas, dijo a periodistas que «es bien difícil explicar lo inexplicable», en alusión a la posición de Ortega de rechazar los observadores,

«El dictador de este país quiere estar por encima de lo que dicen las leyes de este país, que permiten la observación electoral, y sale diciendo otras cosas y despotricando en contra de la comunidad internacional», reprochó Callejas.

El Consejo Supremo Electoral (CSE) es acusado por los opositores de alterar los resultados de las elecciones municipales de 2008 y de las presidenciales de 2011 a favor del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Los sandinistas son favoritos para ganar las elecciones de noviembre en Nicaragua, según la última encuesta de la firma local M&R Consultores.

Ortega retornó al poder en enero de 2007 tras haber ganado con el 38 % de los votos las elecciones de noviembre de 2006.

En las elecciones de 2011, pese a que la Constitución lo prohibía, se presentó como candidato a la Presidencia gracias a una maniobra jurídica con la que burló la norma constitucional que se interponía entre él y su objetivo de mantenerse en el poder cinco años más.

El exguerrillero sandinista fue reelegido en 2011 con 62,45 % de los votos tras una cuestionada candidatura y una jornada electoral plagada de denuncias de irregularidades.

Nicaragua elegirá el 6 de noviembre a un presidente, un vicepresidente, 90 diputados nacionales y 20 representantes ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen). EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias