sábado 1, octubre 2022
spot_img

Crisis en Universidad estatal de Honduras sigue afectando a miles de alumnos

Tegucigalpa, 16 jul (EFE).- La crisis en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) por la exigencia de estudiantes, desde hace mes y medio, de que se deroguen las normas académicas de la institución, está afectando hoy a miles de alumnos, a los que de hecho se les ha cancelado el segundo período académico.

Grupos de estudiantes, mantienen su protesta con la toma de edificios de la institución. Las clases no pueden continuar mientras esa situación se mantenga, dijo este viernes la vicerrectora de Asuntos Académicos, Rutilia Calderón.

Las autoridades de la UNAH anunciaron que los alumnos que han perdido el segundo período de clases lo podrán retomar, sin costo alguno, a partir del tercero, que iniciará el 7 de septiembre y finalizará el 17 de diciembre.

Un «acercamiento» orientado a un diálogo entre las partes se inició el pasado 10 de julio pero quedó en punto muerto el día 13, porque no hubo un acuerdo sobre la cancelación de requerimientos judiciales contra 75 alumnos acusados de sedición y usurpación de bienes públicos, una de las exigencias de los estudiantes.

Las autoridades de la UNAH ofrecieron el compromiso de «solicitar ante los órganos jurisdiccionales competentes que se extinga la responsabilidad penal promovida en contra de algunos estudiantes universitarios».

Además indicaron, entre otras cosas, que «el efecto de la solicitud de extinción de la responsabilidad penal consiste en que no se le deducirá responsabilidad penal a los estudiantes universitarios que cuyas causas se encuentren en proceso penal previo al debate de juicio oral y público».

La UNAH señaló que los estudiantes también tenían que comprometerse a «liberar todos y cada uno de los edificios objeto de tomas a nivel nacional».

La respuesta del Movimiento Estudiantil Universitario (MEU) fue que eso no había sido lo acordado y que la UNAH no puede pedir la extinción penal, ni que cese la toma de edificios si no se anulan los requerimientos contra los estudiantes acusados.

La posición de los estudiantes es que no cederán en su exigencia de la derogación de las normas académicas y que las tomas de edificios continuarán aunque se cancele el segundo período académico.

Las normas académicas que impulsa la Universidad Nacional Autónoma de Honduras desde hace unos once años rigen para docentes, personal administrativo y los estudiantes.

La rectora de la UNAH, Julieta Castellanos, ha reiterado que algunas de las demandas de los estudiantes son justas, que no está de acuerdo en que se les haya acusado de sedición, pero que sus exigencias no son académicas y el tema ha sido politizado, en gran medida por dirigentes del partido Libertad y Refundación (LIBRE).

Diputados de LIBRE, partido del que cuyo coordinador general es el expresidente hondureño Manuel Zelaya, reconocen que apoyan la protesta de los estudiantes, pero que no lo hacen con fines políticos sino porque consideran que sus demandas son justas.

La UNAH, que en los últimos años ha impulsado importantes reformas, saneado algunos problemas internos ligados a actos de corrupción, construido edificios académicos y administrativos, e invertido en compra de equipos, entre otras actividades, tiene una población de unos 90.000 estudiantes a nivel nacional. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias