lunes 3, octubre 2022
spot_img

El Comité Olímpico de EEUU pide disculpas a Brasil por los nadadores

Río de Janeiro (Brasil), 19 ago (Sputnik).- El Comité Olímpico de Estados Unidos ha pedido disculpas a Brasil por los actos de vandalismos perpetrados por cuatro de los nadadores de la delegación olímpica, que mintieron al decir que habían sido atracados a punta de pistola.

En un comunicado, el comité remarca que el comportamiento «no es aceptable» y que no representa los valores del equipo estadounidense y promete que evaluará a fondo la cuestión, con posibles consecuencias para los atletas cuando vuelvan a EEUU.

«En nombre del Comité Olímpico de Estados Unidos pedimos disculpas a nuestros anfitriones en Río y al pueblo de Brasil por estos hechos que desvían la atención de lo que precisamente debería ser una celebración de la excelencia», remarca el comunicado, firmado por el presidente del comité, Scott Blackmun.

La nota finaliza diciendo que en los tres días que faltan para que terminen los Juegos el objetivo principal será apoyar a los atletas que todavía están compitiendo y celebrar las conquistas de los que ya han terminado.

Los nadadores olímpicos James Feigen, Ryan Lochte, Gunnar Bentz y Jack Conger dijeron en un principio que habían sido atracados a punta de pistola cuando volvían en taxi a la Villa Olímpica después de una noche de fiesta.

Sin embargo, se ha sabido que esa versión fue inventada para intentar cubrir los actos de vandalismo que realizaron en una gasolinera, donde llegaron a orinar fuera de los baños y a dañar parte de las instalaciones.

El nadador Ryan Lochte pide disculpas por mentir sobre el atraco

Por su parte, el nadador y campeón olímpico estadounidense Ryan Lochte ha pedido disculpas este viernes por su comportamiento en los Juegos Olímpicos de Río, donde junto con otros tres nadadores inventó un supuesto atraco para tapar los actos de vandalismo que realizó en una gasolinera.

En un mensaje publicado en las redes sociales, ha pedido disculpas «por no haber sido más cuidadoso y sincero» a la hora de describir lo que pasó aquella noche, lamentando haber restado protagonismo con esta polémica a los atletas que todavía están compitiendo en estos Juegos.

Aunque Lochte pide disculpas a sus compañeros de la delegación estadounidense, a sus fans, competidores, patrocinadores y anfitriones del «fantástico evento», el nadador intenta justificar su mentira, ya que en un primer momento dijo que había sido atracado a punta de pistola.

«Es traumático estar de fiesta con tus amigos en un país extranjero –con una barrera lingüística– y que un extraño te apunte con una pistola y te pida dinero para dejarte ir», dice.

El nadador hace referencia así a los vigilantes de seguridad que empuñaron un arma para intentar retener a los nadadores en la gasolinera hasta que llegara la Policía, ya que éstos pretendían irse sin hacerse cargo de los daños causados.

Lochte, que según los testigos era el cabecilla del grupo y el que estaba más exaltado cuando se produjeron los incidentes, dejó Brasil el lunes, antes de que la Justicia decretara que los atletas no debían dejar el país antes de que se aclararan los hechos.

Sus compañeros James Feigen, Gunnar Bentz y Jack Conger, que también participaron de la mentira, todavía se encuentran en Río de Janeiro colaborando con la Policía. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias