sábado 26, noviembre 2022
spot_img

Gobierno de Ecuador condena destitución de presidenta de Brasil, Dilma Rousseff

Quito, 31 ago (Sputnik).- El Gobierno ecuatoriano de Rafael Correa condenó este miércoles la destitución de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, a través de un comunicado emitido por la Cancillería.

“El Gobierno del Ecuador condena los acontecimientos políticos acaecidos en la República Federativa de Brasil, que en las últimas horas han resultado en la separación definitiva de su cargo de la Presidenta constitucional Dilma Rousseff, legítima depositaria del mandato popular”.

La destitución de Rousseff fue aprobada con 61 votos de 81 senadores presentes, según el registro electrónico de la sala del Senado brasileño.

Asimismo, Ecuador rechazó “la flagrante subversión del orden democrático en Brasil” y consideró lo ocurrido como “un golpe de Estado solapado”.

“Políticos adversarios y otras fuerzas de oposición se confabularon contra la democracia para desestabilizar al Gobierno y remover de su cargo de forma ilegítima a la presidenta Dilma Rousseff”, agrega el documento.

El Ministerio de Exteriores del país andino calificó de “espurio” el procedimiento de destitución llevado adelante en la instancia legislativa, pues no cumplió con el requisito fundamental de probar que la mandataria cometió delitos de responsabilidad.

En virtud de ello, “el Gobierno del Ecuador no puede soslayar el hecho de que un número importante de los decisores en el proceso de juicio político a la presidenta están siendo investigados por graves actos de corrupción”.

Ante estos hechos, Quito decidió llamar en consulta a su encargado de negocios en Brasil.

“Estos lamentables sucesos, inaceptables en pleno siglo XXI, suponen un serio riesgo para la estabilidad de nuestra región y constituyen un grave retroceso en la consolidación de la democracia, que tanto esfuerzo y sacrificio ha significado para nuestros pueblos”, añade el documento.

El proceso contra Rousseff finalizó este miércoles con su destitución, apoyada por 61 senadores y rechazada por otros 20.

Por otra parte, el Senado no alcanzó a sumar los dos tercios de votos para inhabilitar a Rousseff por ocho años, pues solo 42 senadores se decantaron por este castigo, 36 votaron en contra y otros tres se abstuvieron.

El vicepresidente Michel Temer, que venía ejerciendo la presidencia de forma interina, concluirá ahora el mandato de Rousseff, y gobernará hasta el 1 de enero de 2019. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias