jueves 1, diciembre 2022
spot_img

Presidente Solís no escuchó mensaje de Michel Temer en Naciones Unidas

San José, 20 Sep (Sputnik).- El Presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, abandonó la sala de Naciones Unidas para no escuchar al jefe de estado de esa nación, Michel Temer, quien pretendió dar una lección de democracia a las delegaciones presentes.

«El Gobierno de Costa Rica ha seguido, rigurosamente, todas las formas diplomáticas y de respeto sobre proceso político en Brasil», explicó un comunicado de la cancillería costarricense.

«Por medio de nuestra embajada en ese país hemos dado seguimiento a los acontecimientos, especialmente a ciertos actos de violencia ocurridos con posterioridad a la conclusión del proceso de «Impeachment».», añadió.

Expresa que «Nos preocupa la situación en ese país, a cuyo pueblo apreciamos y con el que nos hemos sentido siempre cercanos. Sin embargo, nuestra decisión, soberana e individual, de no escuchar el mensaje del señor Michel Temer en la Asamblea General, obedece a nuestra duda de que ante ciertas actitudes y actuaciones, se quiera aleccionar sobre prácticas democráticas».

Para el Gobierno de Costa Rica, «Además, no es inusual que todos los Jefes de Estado o de Gobierno no escuchen todos los discursos de sus homólogos y, en este caso particular, el embajador Mendoza, Representante de Costa Rica ante la ONU, permaneció en el escaño de nuestro país durante el mensaje. No nos corresponde referirnos a la motivación de otros países para presenciar o no ese mensaje».

“Brasil acaba de vivir un proceso largo y complejo, dirigido por el Congreso nacional y la Corte Suprema”, afirmó Temer al referirse al “proceso de destitución” que terminó el 31 de agosto pasado, cuando fue despojada de su mandato Rousseff.

“He de recalcar que todo tuvo lugar en el absoluto respeto del orden constitucional”, recalcó el gobernante brasileño, elegido tras la destitución de Rousseff por una mayoría de senadores y diputados vinculados con actos de corrupción.

“Este ejemplo que hemos dado al mundo -insistió-, demuestra claramente que no puede haber democracia sin estado de derecho. Es decir, que las normas se aplican a todos, incluso a los más poderosos”.

El proceso que condujo a la destitución de Rousseff, agregó Temer, se está haciendo en medio de una “depuración del sistema político”.

Más noticias

3 COMENTARIOS

  1. Dar visto bueno a Temer, es esperar que cualquier presidente elegido democráticamente en el mundo puede ser removido, gracias a los sutiles intereses de unos cuantos y en función de las trasnacionales. Por supuesto tales maniobras se han hecho en el pasado, con el contubernio mundial.

  2. Que no le haya gustado a Temer, es una dicha. Significa que le molestó el gesto del Presidente de Costa Rica, y eso fue lo que se pretendió. Al consultar al embajador tico, hace resonar la campanada más de lo que el mismo golpista hubiera querido. Ahora más pueblos le prestarán atención al grave atropello al sistema democrático, llevado a cabo por una camarilla de mafiosos en Brasil, para evitar que la admirada Presidenta Dilma Rousseff, los encausara ante los tribunales. De haberse quedado sin manifestar el repudio ante alguien producto de un vil golpe de Estado, hubiera sido una vergüenza para Costa Rica. ¡Está vez estuvo muy bien el señor Presidente!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias