sábado 20, agosto 2022
spot_img

Castigo al PT y ascenso socialdemócrata con récord de abstención en Brasil

Por Mar Marín, Río de Janeiro, 3 oct (EFE).- Brasil amaneció con un nuevo mapa político tras unas elecciones municipales que registraron un récord de abstención y confirmaron la debacle del Partido de los Trabajadores (PT), el ascenso del conservador Partido de la Social Democracia (PSDB) y el auge de formaciones alternativas.

Los datos finales del escrutinio ratificaron que el poderoso Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), que lidera el presidente de Brasil, Michel Temer, mantuvo el primer lugar en cuanto a número de votos y conservó más de un millar de alcaldías, aunque no logró avances significativos y recibió un severo castigo en Río de Janeiro.

Su candidato a la alcaldía, Pedro Paulo Carvalho, quedó fuera de la segunda vuelta en Río pese a que contaba con el apoyo del actual alcalde, Eduardo Paes, y a sus intentos por rentabilizar electoralmente los Juegos Olímpicos de agosto.

El gran vencedor de la jornada del domingo fue el PSDB, que además de conquistar unas 800 ciudades se anotó la sorprendente victoria de Joao Doria en Sao Paulo en primera vuelta.

Doria, un empresario de 58 años sin experiencia política, arrasó en la mayor urbe suramericana y centro financiero de Brasil, con un 53,2% de votos, y se hizo con un resultado inédito en la historia de la ciudad.

Su triunfo tiene alcance nacional pues aumenta las posibilidades de que su gran mentor, Geraldo Alckmin, el gobernador de Sao Paulo, que fue candidato presidencial en 2006, se alce de nuevo con la candidatura del partido para las elecciones de 2018 en detrimento del actual canciller, José Serra, que no veía con buenos ojos a Doria.

Nacido como un partido socialdemócrata a finales de los años setenta, en plena dictadura militar, el PSDB giró a la derecha tras la alianza con el Frente Liberal que llevó a la Presidencia a Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), sucedido después por Luiz Inacio Lula da Silva, el líder del PT.

El secreto del éxito del PSDB, según su secretario general, Silvio Torres, es que «en vez de culpar a sus adversarios por los 13 años que pasó en la oposición, se arremangó y fue a la lucha. Incluso después de dejar la Presidencia, seguimos gobernando el destino de casi 40% de los brasileños», declaró.

Un ataque directo contra el PT, que en agosto pasado cerró 13 años de gobierno con la destitución de Dilma Rousseff y que en estos comicios cosechó sus peores resultados en 20 años.

El PT se desplomó del tercer al décimo lugar en número de votos y pagó el precio de la caída de Rousseff, la crisis económica y los múltiples escándalos de corrupción que salpican al propio Lula.

Perdió Sao Paulo y el llamado cinturón rojo de la ciudad, incluido Sao Bernardo do Campo, cuna del PT y lugar de residencia del expresidente Lula, y ciudades emblemáticas como Porto Alegre, donde reside Rousseff desde que fue destituida.

La caída del PT contrasta con el avance de otras fuerzas de izquierda, como Socialismo y Libertad (PSOL), que logró buenos resultados en ciudades importantes y consiguió que su candidato en Río, Marcelo Freixo, pasara a la segunda vuelta para competir con el senador evangélico conservador Marcelo Crivella.

El caso del PSOL se repite con otros partidos pequeños que avanzaron a costa de los votos perdidos por las formaciones tradicionales en estas elecciones, que registraron, además, un récord de abstención: Un 17,6%, lo que supone que más de 25 millones de electores de los 144 millones convocados a las urnas decidió no votar.

La mayor tasa de abstención se registró en Río de Janeiro (20,5%), seguida de cerca por otras capitales como Salvador de Bahía, Sao Luis, Belo Horizonte y Sao Paulo, donde alcanzó el 18,3%.

Una muestra, según analistas locales, del rechazo del votante brasileño a su clase política y del hartazgo social que provocan los escándalos de corrupción y la crisis económica.

Millones de electores acudirán de nuevo a votar el 30 de octubre para elegir en segunda vuelta a sus alcaldes y concejales en ciudades de más de 200 mil habitantes donde los candidatos no alcanzaron el domingo una ventaja suficiente. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias