miércoles 30, noviembre 2022
spot_img

Gobierno cierra campamento de dos mil migrantes en Peñas Blancas

San José, 29 Oct (Elpaís.cr).- Autoridades del Gobierno cerraron permanentemente y en forma el sitio conocido como parqueo Deldú, en Peñas Blancas, a menos de un kilómetro de la frontera con Nicaragua, donde durante cuatro meses llegaron a aglomerarse hasta 2000 migrantes irregulares.

Unas 130 personas migrantes que permanecían en ese lugar aceptaron trasladarse a los Centros de Atención Temporal a Migrantes (CATEM), habilitados por el Gobierno de la República en El Cruce a Santa Cecilia y en El Jobo, ambos en el cantón de La Cruz.

En el operativo participaron autoridades de La Dirección de Migración y Extranjería (DGME), Comisión Nacional de Emergencias, Patronato Nacional de la Infancia, Fuerza Pública, Policía de Fronteras, Policía de Tránsito, Cruz Roja, Ministerio de Salud, Instituto Nacional de la Mujer, Municipalidad de La Cruz, Sistema Nacional de Áreas de Conservación, el Ministerio de Comunicación, la Dirección de Inteligencia y Seguridad y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La clausura del parqueo Deldú se realizó de manera paulatina desde el pasado 27 de setiembre, mediante un proceso informativo y de diálogo entre las instituciones y la población migrante, lo que permitió un desalojo pacífico, ordenado y voluntario, priorizando el traslado de familias con menores de edad y embarazadas.

El llamado parqueo Deldú era un lugar inadecuado para la población migrante, ya que no reunía las condiciones para atender dignamente a las personas y podía ser un riesgo para la salud pública de la zona.

Al clausurar este sitio, las instituciones públicas involucradas en la atención del fenómeno migratorio cumplen con el compromiso adquirido con la comunidad de La Cruz y las personas migrantes en tránsito, de salvaguardar la seguridad ciudadana y la salud pública, así como procurar una migración digna, segura, ordenada y humanitaria.

Para utilizar los servicios de los CATEM las personas migrantes irregulares deben haber obtenido el Permiso de Ingreso y Permanencia temporal (PIT), en las oficinas de la DGME en la frontera de Paso Canoas. Quien no lo porte se expone a ser detenido y deportado.

El registro le permite al Gobierno de Costa Rica brindar una atención básica humanitaria en los centros autorizados, entre la que se incluye agua, alimentación, asistencia médica y apoyo a las familias con niños y mujeres embarazadas. Si se dirigen a la frontera norte del país, las personas migrantes deben permanecer en los CATEM de El Cruce y el Jobo.

Los migrantes están varados en el país desde que Nicaragua cerró la frontera norte hace varios meses, cortándoles su camino a Estados Unidos.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias