jueves 26, mayo 2022
spot_img

Presidenta surcoreana al borde de la destitución por acudir a chamanes

Moscú, 2 nov (Sputnik). – Corea del Sur se enfrenta a un grave escándalo político sin precedentes que podría costarle el puesto a la presidenta Park Geun-hye ya que permitió a su amiga Choi Soon-sil (conocida como la consejera chamán de la mandataria) y a otros charlatanes incidir en la política exterior del Estado, comentó a Sputnik el experto ruso en la región, Georgui Toloraya.

«El pueblo demanda impeachment, retirar a la presidenta», aseveró el analista ruso.

No obstante, advierte Toloraya, «las principales fuerzas políticas del país, tanto las gobernantes como la oposición, en realidad no están muy interesadas en ello».

«Se trata de una situación realmente sin precedentes en la historia de Corea del Sur, se estableció que la presidenta del país estuvo varios años bajo la influencia de personas que no tenían relación alguna con los servicios estatales, y peor, vinculadas con determinados cultos», expresó el experto.

Según Toloraya, «esas personas le dictaban qué hacer y cómo edificar la política exterior surcoreana».

«Especial inquietud despertó que Choi Soon-sil incluso corregía los discursos de Park Geun-hye, apelando en base a fuerzas del más allá que sabía con certeza que en dos años Corea del Norte se desintegraría», recordó el especialista ruso.

Toloraya indicó que «en base a estas predicciones se construía la política estatal de Corea del Sur», no es de extrañar  que la prensa local la bautizara como la «Rasputín surcoreana».

El analista señaló que la pasividad de los políticos surcoreanos al respecto se debe a que estos «están a la espera de las elecciones presidenciales del año que viene, para las cuales necesitan prepararse bien».

«Si a consecuencia de un impeachment Park Geun-hye abandona su puesto ahora, será necesario realizar elecciones en 60 días; y las principales fuerzas políticas ni están preparadas ahora para unas elecciones anticipadas, ni cuentan con candidatos reales para ocupar la presidencia», opinó el experto.

Pese a todo, considera Toloraya, los políticos buscarán «poner freno a este escándalo».

«Park Geun-hye prácticamente casi no tiene poder», cree el especialista al añadir que todas «las decisiones serán tomadas por la Administración».

La peculiar asesora presidencial dejó su impronta en determinadas decisiones importantes, como el emplazamiento del sistema antimisiles norteamericano THAAD (Terminal High Altitude Area Defense) o el cierre del parque industrial Kaesong, medidas que podrían ser irreversibles, según el analista.

«Algunas decisiones, claro está, podrían ser revisadas, pero algunas son irreversibles en la práctica; es de destacar que el cierre del parque industrial Kaesong se realizó bajo la influencia de la amiga de la presidenta, pero en la actualidad resultará casi imposible reanudar su trabajo; THAAD no ha sido emplazado todavía, pero pienso que el futuro presidente surcoreano se verá obligado a aceptar la decisión anterior debido a la situación estratégica conformada», opinó. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias