lunes 28, noviembre 2022
spot_img

Sala IV avala examen de admisión para internados en medicina

San José, 4 Nov (ElPaís.cr).- La Sala declaró parcialmente con lugar un recurso de amparo incoado por estudiantes de la Universidad de Costa Rica (UCR) contra la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), informó el alto tribunal en un comunicado de prensa.
Los amparados reclamaron que la CCSS había ordenado la realización de una prueba de admisión a los estudiantes de Medicina de la UCR a fin de determinar quiénes podían ser aceptados en el internado en los hospitales de la institución aseguradora.
Al respecto, por voto número 2016-016361 de las 12:15 horas del 4 de noviembre de 2016, la Sala Constitucional rechazó este alegato, porque el deber constitucional de resguardar la salud y vida de los pacientes de la CCSS, justificaba que esa entidad impusiera tal requerimiento.
 En adición, los recurrentes se mostraron inconformes con que los campos para el internado en los hospitales, fueran distribuidos de manera aleatoria. En cuanto a este punto, igualmente, el Tribunal Constitucional lo desestimó, por cuanto dicho diferendo es una cuestión de mera legalidad.
Finalmente, los amparados alegaron que las autoridades de la CCSS no estaban facultadas para diseñar los programas académicos y pruebas del internado universitario rotatorio que se les aplicaría a los estudiantes de la UCR.
 
Para la mayoría de magistrados del Tribunal Constitucional (Paul Rueda Leal –magistrado redactor-, Cruz Castro, Castillo Víquez y Salazar Alvarado), en este punto sí tienen razón los recurrentes, puesto que el derecho constitucional a la educación de los estudiantes de la UCR sí se ve lesionado, si se permite que un agente externo (la CCSS o una Comisión con intervención de otras universidades) le imponga a la Facultad de Medicina de la UCR los contenidos académicos y evaluaciones de sus programas.
Por el contrario, según reza la sentencia, se debe resguardar el derecho de los estudiantes de la UCR a recibir lecciones y ser examinados de acuerdo con los criterios y estándares del propio centro universitario que escogieron: la UCR.
Los Magistrados  Jinesta Lobo, Hernández López y Hernández Gutiérrez declaran sin lugar el amparo en cuanto a este último extremo, por considerar que en el fondo existe una discusión entre dos instituciones que gozan de autonomía constitucional que son la Caja Costarricense de Seguro Social y la Universidad de Costa Rica, sobre un programa de coordinación conjunta, tema que no corresponde discutir en la vía de amparo.  
Asimismo, en cuanto a la alegada violación al derecho a la educación, estiman que los estudiantes tienen garantizada su educación, aunque no con la totalidad del contenido curricular que desean, y no se ha acreditado  en el expediente que el contenido curricular del programa impugnado, sea inferior, de tal forma que afecte su formación académica.
Finalmente, estiman que existen otros involucrados en el programa impugnado que podrían verse afectados con la anulación del acto recurrido, sin que hayan sido parte en el expediente.
La Sala estuvo integrada por el Magistrado Presidente, Ernesto Jinesta Lobo, y los Magistrados Fernando Cruz Castro, Fernando Castillo Víquez, Paul Rueda Leal, Nancy Hernández López, Luis Fernando Salazar Alvarado y José Paulino Hernández Gutiérrez.

 

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias