lunes 28, noviembre 2022
spot_img

Tribunal suspendió construcción de Boulevard en Jacó por falta de permiso

San José, 4 Nov (Elpaís.cr).- El Tribunal Contencioso Administrativo del Segundo Circuito Judicial de Goicoechea ordenó a la Municipalidad de Garabito, Puntarenas, detener la construcción de un Boulevard que se pretendía desarrollar en Playa Jacó debido a que ese gobierno local desarrollaba la obra sin el permiso de viabilidad licencia ambiental de la Secretaria Técnica Nacional Ambiental (SETENA).

En esa zona de Playa Jacó, la Municipalidad construía un Boulevar –que incluía otra infraestructura como estacionamientos- trabajo que se paralizó cuando se habían desarrollado unos 125 metros. El costo final del proyecto, según datos del mismo gobierno local, ascendía a los ¢ 120 millones de colones.

Según indicó el Tribunal “partiendo de la prueba aportada con la demanda cautelar donde se demuestra la inexistencia de expediente administrativo de viabilidad ambiental ante la Secretaría Técnica Nacional Ambiental y la ejecución de construcciones en zona marítimo terrestre…se ordena la suspensión inmediata de las obras constructivas del proyecto de infraestructura denominado “Boulevar en Playa Jacó”.

La orden del Tribunal surgió en febrero pasado luego de que Walter Brenes, abogado del bufete Energy Law Firm (ELF), solicitará una medida cautelar que se tramita en el expediente número 15-001381-1027-CA.

“Según la Municipalidad de Garabito ellos podían llevar a cabo las obras de ese Boulevar sin contar con la respectiva viabilidad ambiental que debe otorgar la SETENA, sin embargo un juez dijo lo contrario, de modo que desde hace 9 meses las obras están suspendidas por cometerse una acción irresponsable e iiregular por parte del gobierno local, con el consecuente perjuicio para el erario público, es claro que no se podía proceder de una manera tan irresponsable”, criticó Brenes.

En la nota SG-AJ-129-2016 el Secretario General de la SETENA, Marco Arroyo, confirmó que los trabajos en el Boulevar estaban sin registro en los archivos de esa entidad.

“Como se carece de esa evaluación sobre los impactos de la obra, no se sabe a ciencia cierta cuáles pudieran ser los impactos, positivos o negativos, de los trabajos sobre esa zona de playa, por esa razón, decidí pedir una medida cautelar”, precisó Brenes.

No obstante, luego de que el Tribunal exigiera detener los trabajos, la Municipalidad prosiguió con la obras durante dos meses y; por ese avance, en una audiencia oral y pública el 16 de marzo la Juez, Sady Jiménez, concluyó que “se tiene por acreditada el incumplimiento de la medida cautelar”.

En la cita de ese día Jiménez le previno a la Alcaldía de Garabito “no realizar actuación alguna más que recoger la basura del lugar, en cuanto a las construcciones no se tocará sino es con autorización previa de este Tribunal… en caso de incumplir con lo dispuesto en esta resolución se le tramitará el asunto vía penal por el DELITO DE DESOBEDIENCIA A LA AUTORIDAD y correspondientemente se le dará la audiencia para iniciar el procedimiento Administrativo por una sanción de hasta CINCO SALARIOS”

Además Jiménez indicó que podría remitir la información al Tribunal Supremo de Elecciones para una eventual cancelación de credenciales.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias