martes 24, mayo 2022
spot_img

Empresa minera responsable de Crucitas irá a juicio contra diputado frenteamplista en diez días

San José, 7 Nov (ElPaís.cr).- La empresa Canadiense Infinito Gold volverá a los juzgados costarricenses, en diez días, para enfrentarse penalmente al abogado ambientalista y Jefe de fracción del Frente Amplio (FA), Edgardo Araya Sibaja.

Luego de que en cuatro ocasiones la empresa minera aplazara el juicio, las autoridades correspondientes se preparan para llevar a cabo el próximo 17 y 18 de noviembre, uno de los actos penales más históricos a nivel nacional e internacional.

La querella fue interpuesta en 2011 por supuesta difamación de parte de Araya Sibaja (quien ganó el juicio a favor de Costa Rica) sobre el caso Crucitas; ante lo cual Infinito Gold espera recuperar un millón de dólares a causa del presunto daño de imagen.

Cabe mencionar que el juicio ha tenido una serie de trabas, algunas legales otras cuestionables; por ejemplo, las cuatro veces que el juicio ha sido pospuesto, fue porque el abogado de la empresa minera se declaró enfermo. Sin embargo, anteriormente en el 2014 Tribunal Penal del Segundo Circuito Judicial de San José, se declaró incompetente debido a la elección de Sibaja como diputado.

Con relación a esto, cabe aclarar que todos los miembros de los Supremos Poderes cuentan con la inmunidad política, lo que los protege a nivel penal. Además, a inicios del 2015 la Sala Tercera declaró la prescripción de la causa, y aunque el representante legal de Infinito Gold solicitó que se mantuviera la prescripción de la causa, el diputado decidió renunciar a la misma. 

Lejos de agobiarse o intimidarse, el Jefe de fracción del FA casi que obligó a la empresa a llevar a cabo el juicio luego de intentar abandonarlo en múltiples ocasiones. Para esto renunció a su inmunidad política y a la prescripción de la causa, lo que nunca había ocurrido en la Segunda República de parte de un funcionario de los Supremos Poderes.

“Mi insistencia en que el juicio se realice es para demostrar que no existió el delito que se me imputa y hacer evidente que la empresa minera Infinito Gold ejecutó un plan de acusaciones y presiones, para debilitar la protesta social y ese tipo de artimañas la siguen aplicando hoy otras empresas dentro y  fuera del país, contra decenas de activistas que luchan por defender el ambiente», señaló el diputado ambientalista.

Por último, el congresista aseveró en que más allá de defenderse personalmente, quiere demostrar que la empresa  no actuó de buena fe como lo han predicado y este es un argumento que según dijo se le entregará al Gobierno para su defensa.

Lea también: Edgardo Araya celebra proximidad de juicio sobre caso Crucitas

Más noticias

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias