lunes 3, octubre 2022
spot_img

Alan Ruschel es el primero de los sobrevivientes brasileños en recibir alta

Río de Janeiro, 16 dic (EFE).- El futbolista Alan Ruschel recibió hoy alta del hospital de la ciudad de Chapecó en que estaba ingresado desde el martes, lo que lo convirtió en el primero de los cuatro sobrevivientes brasileños del accidente en Colombia del avión que transportaba al club Chapecoense en regresar a su casa.

El lateral fue liberado por los médicos 17 días después del accidente que provocó la muerte de 71 de los 77 ocupantes del avión en el que el club de fútbol Chapecoense brasileño viajaba a Medellín para disputar el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana con el Atlético Nacional.

El futbolista abrazó a familiares, amigos y aficionados que lo esperaban en la puerta del hospital antes de marcharse rumbo a su residencia.

Según el último boletín divulgado por sus médicos antes del alta, el lateral presenta «fuerza y sensibilidad normales en los miembros inferiores y caminó normalmente en los ejercicios de fisioterapia».

El club informó de que el futbolista concederá una entrevista colectiva el sábado en el estadio Arena Condá, la casa del Chapecoense.

Otros dos de los sobrevivientes brasileños siguen ingresados en el mismo hospital, el locutor radial Rafael Henzel y el defensor Helio Zampier Neto, sin previsión de alta.

Henzel, locutor de la radio Oeste Capital de la ciudad de Chapecó, desembarcó en Brasil el pasado martes en el mismo avión de la Fuerza Aérea Brasileña que trajo a Ruschel.

El periodista aún es tratado por una herida en el pie izquierdo y realiza fisioterapia respiratoria y motora.

Neto, que regresó a Brasil el jueves, es tratado por una lesión en el tobillo izquierdo.

El otro sobreviviente brasileño, el arquero Jackson Follman, está ingresado desde el lunes en el hospital Albert Einstein de Sao Paulo, donde fue sometido a una nueva cirugía en la columna, y la previsión es que pueda ser trasladado a Chapecó este final de semana.

Los otros dos sobrevivientes de la tragedia son bolivianos miembros de la tripulación de la aerolínea Lamia, propietaria del avión siniestrado el 28 de noviembre a pocos kilómetros del aeropuerto de la ciudad colombiana de Medellín.

En el accidente murieron 19 jugadores del Chapecoense, una veintena de dirigentes del club y 22 periodistas que acompañaban al equipo.

El Gobierno brasileño le rindió este viernes un emotivo homenaje a autoridades y ciudadanos de Colombia que, de una u otra forma, participaron en la asistencia a las víctimas del accidente.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias