lunes 3, octubre 2022
spot_img

Varios activistas se atrincheran en la colonia de Amona para impedir su próximo desalojo

Jerusalén, 16 dic (Sputnik).- Diversas personas se desplazaron en los últimos días a la colonia judía de Amona, en Cisjordania, territorio ocupado por Israel desde 1967, para apoyar a sus habitantes, ante un inminente desalojo.

El Tribunal Supremo de Israel dictaminó que el asentamiento de Amona, considerado ilegal por las autoridades israelíes -según la ley internacional, todas las colonias lo son- tiene que desalojarse como muy tarde el 25 de diciembre.

El motivo es que se construyó en tierras privadas de palestinos y tiene que demolerse para devolver el terreno a sus dueños legítimos.

El Gobierno de Israel intentó negociar con los colonos de Amona un traslado a una zona cercana que también es territorio palestino, pero no privado.

No obstante, los colonos rechazaron la última oferta hace dos días.

Las personas que se han instalado en Amona para dar apoyo a los colonos pretenden dificultar la evacuación de la colonia, que se prevé para principios de la semana que viene, aunque la fecha límite sea el 25 de diciembre.

Han colocado tiendas de campaña y cabañas para alojarse mientras esperan la llegada del Ejército israelí, la policía de fronteras y el personal de la administración israelí de los territorios palestinos.

En unos días han reunido montones de neumáticos para quemarlos en cuanto aparezcan las fuerzas israelíes y las excavadoras para evacuar y demoler la colonia.

Algunos hablan de arrojar piedras a los soldados y no esconden que piensan provocar incidentes en el desalojo forzoso.

La policía israelí emitió varias advertencias escritas a los numerosos activistas israelíes de extrema derecha que se están congregando en Amona para que se retiren y no entorpezcan la evacuación. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias