viernes 7, octubre 2022
spot_img

El sexo, una estrategia de salvación

Londres, 22 Dic (Sputnik).- Muchas especies tienen sexo para reproducirse, pero los científicos acaban de descubrir que su verdadera meta consiste en ayudar a las generaciones futuras a luchar contra las infecciones.

A diferencia de la reproducción asexual, este modo de reproducción permite a los descendientes obtener genes de dos progenitores, lo que los equipa mejor para adaptarse a ambientes cambiantes, y para enfrentar a parásitos que evolucionan rápidamente.

La reproducción asexual implica que la descendencia nace de un solo organismo y que hereda los genes de ese organismo solamente. Es el modo de reproducción adoptado por algunas especies animales y vegetales como los gusanos o las fresas. Es menos costoso que la reproducción sexual, ya que no implica tener que encontrar a un compañero o producir machos que no puedan tener hijos.

Sin embargo, la mayoría de las especies han adoptado la reproducción sexual, dejando a muchos científicos desconcertados por esta gran paradoja de la biología. Para esta investigación, publicada en ‘Proceedings of the Royal Society B’, científicos han trabajado con pulgas de agua, una especie que es muy interesante porque puede reproducirse tanto sexual como asexualmente.

En el marco del estudio expusieron ejemplares de los dos tipos de descendientes de la pulga a un parásito bacteriano llamado Pasteuria ramosa que constituye la mayor amenaza para la población en su entorno. Descubrieron que, cuando estaban expuestos a estos parásitos, los hijos sexualmente producidos eran dos veces más resistentes a la infección que los asexuales.

Estos hallazgos sugieren que la necesidad crucial de las especies de evadir las infecciones puede explicar por qué la reproducción sexual persiste en el mundo natural, a pesar de ser costosa. (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias