domingo 29, enero 2023
spot_img

Justicia brasileña decreta secreto en investigación de muerte de magistrado

Río de Janeiro, 23 ene (EFE).- La Justicia brasileña determinó hoy que se mantenga en secreto la investigación sobre el accidente aéreo en el que murió el pasado jueves el magistrado Teori Zavascki, quien era instructor en la corte suprema del caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras.

La decisión fue proferida este lunes por el juez Raffaele Felice Pirro, del primer Juzgado Federal de Angra dos Reis, ciudad en el estado de Río de Janeiro que lleva el caso de la muerte de Zavascki, las tres personas que lo acompañaban y el piloto de la aeronave que cayó en el mar, próximo al aeropuerto de Paraty.

La información de la decisión del juez fue confirmada a Efe por la Asesoría de Prensa de la Sección Judiciaria del estado de Estado de Río de Janeiro, que no dio más detalles.

La familia del magistrado ha pedido una «buena investigación a fondo» y admitió que siempre estuvo preocupada por la seguridad de Zavascki, quien advirtió el año pasado que existían «movimientos de varios tipos para frenar la Lava Jato», lo que ha llevado a los brasileños a exponer una serie de teorías conspiratorias.

Por parte de la Policía Federal las investigaciones están a cargo del comisario-jefe en Angra dos Reis, Adriano Antonio Soares; mientras que la fiscal Cristina Nascimento de Melo, comanda el equipo investigador del Ministerio Público, que ya solicitó a las autoridades el acceso a la caja negra de la aeronave.

La caja negra del King Air C90GT, de la fabricante estadounidense Hawker Beechcraft y que registra las conversaciones con el piloto, fue encontrada por los equipos que investigan la caída del avión y será ahora analizada para determinar las causas del accidente.

A pesar de que el aeropuerto de Paraty no tiene torre de control, se espera que posibles conversaciones del piloto con los ocupantes del avión o con otras aeronaves puedan ayudar a esclarecer los motivos del accidente.

La aeronave, propiedad del empresario hotelero Carlos Alberto Fernandes Filgueira, quien fue una de las víctimas del accidente, había salido de Sao Paulo y cayó al mar 44 minutos después a unos dos kilómetros del aeropuerto de Paraty, una turística ciudad del litoral del estado de Río de Janeiro.

La Agencia Nacional de Aviación Civil (ANAC), reguladora del sector en Brasil, informó que la documentación y revisiones del avión estaban al día, con certificado válido hasta abril de 2022 y su próxima revisión obligatoria estaba prevista para abril de este año en curso. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias