domingo 4, diciembre 2022
spot_img

Gobierno convoca segundo proyecto para frenar altos salarios

San José, 7 Feb (ElPaís.cr).- El Poder Ejecutivo convocó un proyecto de ley del Frente Amplio (FA), que busca frenar los altos salarios de los jerarcas en el sector público, esto luego de haber puesto a discusión una iniciativa de la Unidad Social Cristiana (PUSC), enfocada en la misma línea.

Lea también: Discusión sobre tope de altos salarios en el sector público llega a la Asamblea

Se trata del expediente 19.883, “Ley de eficiencia salarial en las remuneraciones totales de los funcionarios públicos y de los jerarcas de la función pública”. Éste tiene como objetivo establecer como salario máximo la cifra de ₡5. 400mil. Es decir, cualquier funcionario sin importar para cual institución o Poder de la República labore, esto será lo más que podrá recibir sin pluses salariales contemplados.

“Este proyecto de ley detalla el ámbito de cobertura, de forma tal que abarca a los jerarcas del régimen económico-financiero de los órganos y entes administradores o custodios de los fondos públicos establecidos en la Ley N.° 8131, “Ley de la Administración Financiera de la República y Presupuestos Públicos” del 18 de setiembre del 2001.  A su vez, cubre a los funcionarios públicos y a los jerarcas de las instituciones con autonomía de gobierno o con autonomía administrativa y sus instituciones, órganos y entes adscritos», indicó el Jefe de fracción del FA, Edgardo Araya Sibaja.

Los frenteamplistas enviaron una carta abierta al Presidente de la República pidiendo que convocara este proyecto, ya que su principal objeción es que la propuesta del PUSC congela los salarios temporalmente; ya que con base en el texto, una vez que entre a regir la ley no se modificarán las remuneraciones de los jerarcas que ya hayan firmado contrato, hasta que renuncien, sean despedidos o pensionados.

A diferencia de la ley presentada por los socialcristianos, este proyecto no precariza la condición laboral de los funcionarios con menores ingresos, no propone congelamiento salarial, ni violenta los procesos de negociación.

«Si quienes guían la institucionalidad del Estado costarricense no están dispuestos a asumir un límite racional y eficiente sobre sus propias remuneraciones, ¿cómo podrían exigir a sus subalternos medidas de eficiencia en el gasto y la inversión pública?», cuestionó Araya Sibaja, quién espera que este proyecto cuente con el apoyo de otras bancadas.

Cabe explicar que el proyecto de ley contiene seis artículos. El primero delimita el objetivo expuesto anteriormente. El segundo puntualiza las definiciones a emplear en el proyecto de ley con el fin de evitar discrecionalidades en la aplicación del texto.

El tercer artículo, detalla el ámbito de cobertura y a su vez cubre a los funcionarios públicos y a los Jerarcas de las instituciones con autonomía de gobierno o con autonomía administrativa y sus instituciones, órganos y entes adscritos.

Los artículos cuatro y cinco, delimitan las remuneraciones totales de los Jerarcas para el caso en el cual el ente, órgano o institución no opera en competencia y finalmente, el artículo seis contiene reformas a leyes específicas que rigen la remuneración de los funcionarios.

Ahora, el Gobierno puso a juego dos propuestas con el mismo enfoque, esto con el fin de que sean los mismos diputados quienes determinen cual ley es la más apta para racionalizar el gasto en salarios dentro del sector público.

 

 

 

Más noticias

2 COMENTARIOS

  1. Es un buen salario, justo o decente, pero creo que no será bien visto por los diputados de la ultra corrupta yunta de Plusc y las turecas pseudocristianas. Ni por aquellas pegabanderas y dirigentes políticos «hijos de papi» la mayoría con títulos rimbombantes extendidos en caras universidades de garage de América y algunas más por el estilo de Europa. Cualquuera sabe que los «papis» ya les tienen el campo asegurado en la administracion pública.

  2. Eso no contempla pluses salariales, ahí donde se sacan el clavo, sobre todo los jerarcas del sector bancario estatal, que se viven premiando por no prestar plata a «los limpios», y solo prestarle al que no lo necesita y que simplemente no quiere arriesgar su capital, como en el caso de Yamber, que casi quiebra a Bancredito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias