martes 31, enero 2023
spot_img

Justicia argentina imputa a director de Aduanas por negar los delitos de la dictadura

Buenos Aires, 16 feb (Sputnik) – Un fiscal federal imputó al director de la Dirección General de Aduanas, Juan José Gómez Centurión, para que se investigue si cometió «apología del delito» por negar que existiera un plan sistemático de desapariciones durante la última dictadura (1976-1983), informaron a Sputnik Nóvosti fuentes judiciales.

«El fiscal Ramiro González imputó formalmente a Gómez Centurión», indicaron las fuentes.

El representante del Ministerio Público Fiscal requirió ante al juez federal Marcelo Martínez de Giorgi que por lo tanto se abra una investigación contra el titular de Aduanas, quien también puso en duda que los desaparecidos durante el terrorismo de Estado fueran 30.000, una cifra consensuada por el Estado y por organismos de derechos humanos.

«Desde el punto de vista histórico, no es lo mismo 8.000 verdades contra 22.000 mentiras», había señalado Gómez Centurión durante su aparición en un programa de televisión a finales de enero.

El fiscal solicitó varias medidas, como las grabaciones del programa televisivo en la que el funcionario hizo esas afirmaciones.

Ramiro González actuó al hacer lugar a la denuncia que presentaron varios diputados de la coalición opositora Frente para la Victoria (FpV).

En su querella judicial, los legisladores recordaron que hasta el 1 de marzo de 2016 se contabilizaron 526 causas por crímenes de lesa humanidad perpetradas durante la dictadura, de las cuales 156 tienen sentencia.

Gómez Centurión «no hace más que defender públicamente el terrorismo de Estado, instrumentado a través del plan sistemático de desaparición forzada de personas y apropiación de niños que la justicia argentina encontró absolutamente probado en numerosas causas», señalaron en su denuncia.

La histórica sentencia del 5 de diciembre de 1984 que condenó a las Juntas Militares de la dictadura, recordó la coalición opositora, fue la primera de las sucesivas sentencias que ratificaron la existencia de un plan sistemático de exterminio.

Gómez Centurión participó durante 1987 y 1988 en las sublevaciones que encabezó un sector del Ejército, conocido como los «carapintadas», para sabotear la estabilidad democrática que recién comenzaba en el país con el Gobierno democrático de Raúl Alfonsín (1983-1989). (Sputnik)

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias