domingo 5, febrero 2023
spot_img

Policías vuelven al trabajo en estado brasileño que sufrió huelga de 21 días

Río de Janeiro, 25 feb (EFE).- La totalidad de los policías del estado brasileño de Espírito Santo normalizó hoy sus labores tras una huelga de 21 días que provocó en su primera semana una inusual ola de violencia con cerca de 150 muertos, informaron hoy fuentes oficiales.

Pese a que gran parte de los uniformados había vuelto a trabajar desde la semana pasada y la situación de seguridad en este estado del sudeste brasileño se había normalizado, algunos mantuvieron hasta este sábado una paralización con la que reivindicaban aumentos salariales y mejorías en las condiciones de trabajo.

El fin de la huelga fue anunciado hoy por el comandante de la Policía Militarizada en Espírito Santo, Nywton Rodrigues, y por el secretario regional de Seguridad Pública, André García, tras un acuerdo con los familiares de los uniformados que insistían en bloquear las entradas de algunos cuarteles.

Los agentes que paralizaron los brazos alegan que tuvieron que acuartelarse y abandonar sus labores debido a que los bloqueos de sus familiares les impedían salir a las calles a patrullar.

Los policías en Brasil tienen estatus militar y están prohibidos constitucionalmente de hacer huelga, por lo que el comando de la institución acusaba a los huelguistas de usar a sus propios familiares para encubrir una paralización.

Pero un encuentro en la noche del viernes entre el comando de la Policía y representantes de los familiares de los uniformados permitió negociar el fin de los bloqueos con la promesa de un aumento salarial.

Rodrigues dijo que, pese a que los 10.000 agentes de la institución ya están trabajando, los 3.000 militares del ejército y la infantería de marina enviados como refuerzos para garantizar la seguridad permanecerán en las calles de Espírito Santo por más algún tiempo.

«Durante todo el tiempo negociamos y dialogamos. Ayer acordamos que no habrá ningún tipo de persecución», aseguró el comandante de la Policía.

Rodrigues, sin embargo, aclaró que no serán suspendidos los procesos administrativos por rebelión y motín que ya fueron abiertos contra 1.151 agentes por negarse a trabajar, pero que el regreso a las calles podrá atenuar las penas.

Pese a que algunos familiares de los uniformados mantuvieron pequeños bloqueos en las puertas de los cuarteles en los últimos días, Espírito Santo comenzó a regresar a la normalidad el pasado lunes 14 de febrero tras los primeros diez días de paralización de los uniformados.

Con el ejército patrullando las calles y la mayor parte de los policías de regreso a sus labores, escuelas y universidades volvieron a abrir sus puertas, así como los comercios, los bancos, los puestos públicos de salud y el transporte.

Según estadísticas del sindicato de agentes de la Policía Civil aún no reconocidas por la gobernación regional, en los diez primeros días de huelga policial se registraron 146 homicidios, un número varias veces superior al de todo enero. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias