sábado 2, julio 2022
spot_img

Defensoría de los Habitantes asume caso Sardinal

San José, 2 Mar (Elpaís.cr).- La Defensoría de los Habitantes emplazó a diversas instituciones estatales para que se cumplan todos los requisitos en torno al proyecto de Ampliación del Acueducto de Sardinal, Playas del Coco y Ocotal, en Carrillo de Guanacaste.

El jueves 16 de febrero del 2017 la Defensoría de los Habitantes recibió del ciudadano Gadi Amit Kaufman, una denuncia en la que expuso la validez de los Estudios Técnicos del manto acuífero de Sardinal que sirven de sustento al proyecto, los cuales datan de hace diez años y se encentran desactualizados y con múltiples parches atribuidos al Instituto de Acueductos y Alcantarillados (AyA), y a la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA).

La denuncia se presentó con fundamento en estudios y análisis realizados por el especialista en Geología Ambiental y Sedimentaria, Allan Astorga.

Dichos estudios ya habían sido aportados al AyA, pero no habían sido tomados en cuenta ya que apuntan en especial a la nueva metodología definida por SENARA y que incluyen tomar en cuenta variables como el cambio climático.

Las personas y organizaciones que llevan adelante la vigilancia de las acciones y omisiones de las instituciones competentes relacionadas con el Proyecto Sardinal.- Playas de Coco y Ocotal consideran que hace falta de actualización del estado de los pozos existentes en el manto acuífero, volumen de extracción, usos del agua, proyección a largo plazo del crecimiento poblacional y desarrollo económico.

Además, consideran que se carece de medidas reales de control de las extracciones, y que se corre el riesgo de que se repita lo ocurrido en Playa Panamá, donde se produjo un grave daño al acuífero por sobre explotación a falta de planificación y control con medidores y caudalímetros que hubiesen servido de base para la renovación de concesiones.

Asimismo especificaron que no existen planes de emergencia y mitigación para aplicar cuando se produzcan situaciones como un nuevo fenómeno del niño u otros eventos que afecten al manto acuífero.

Ante todos estos cuestionamientos surge la duda en cuanto a la validez de la viabilidad ambiental que SETENA le otorgó al proyecto, como consecuencia de la desactualización que se atribuye a los estudios técnicos que se utilizaron para su aprobación, los cuales no se ajustan a la nueva normativa de SENARA.

Debido a todos esos sustentos, la denuncia fue admitida por la Defensoría y como lo señala el artículo 20 de dicho cuerpo normativo, se solicita que en el plazo de cinco días hábiles contados a partir del día siguiente de recibida esta comunicación, se realice un informe de lo sucedido.

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias