jueves 6, octubre 2022
spot_img

Solís dice que Venezuela debe respetar derechos humanos aunque salga de OEA

San José, 27 abr (EFE).- El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, manifestó hoy que los derechos humanos en Venezuela se deben respetar aunque ese país salga de la Organización de Estados Americanos (OEA).

«El hecho de que Venezuela no participe en el marco multilateral hemisférico no le resta obligaciones en defensa de los derechos humanos de ningún tipo», expresó Solís a periodistas.

Según el mandatario costarricense «si la intención es salirse de la OEA para de alguna manera indicar que el Gobierno de Venezuela se siente eximido de responsabilidades, señalo que esas responsabilidades son universales y los derechos humanos se tienen que respetar independientemente si uno participa o no en los foros multilaterales».

Solís añadió que el país suramericano sigue siendo parte de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), así como de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), «en donde los mismos principios de la carta de la OEA están presentes».

«Lo que hemos señalado es que queremos más democracia, no menos; queremos más respeto a los derechos humanos, no menos; queremos más respeto a la institucionalidad democrática en ese país, y en ese sentido no me parece que la anunciada salida de Venezuela de la OEA contribuya a ese propósito», afirmó Solís.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro dijo este miércoles que dio un «paso gigante para romper con el intervencionismo imperial», tras ordenar el inmediato retiro de la OEA, organización que convocó una reunión de cancilleres para tratar la situación venezolana, sin el consentimiento del Gobierno de Maduro.

La decisión de celebrar la reunión fue tomada por Argentina, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Honduras, Jamaica, Guatemala, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

El país suramericano ha pedido una reunión extraordinaria de cancilleres de la Celac, convocada para el dos de mayo en El Salvador, para denunciar «la violencia» de la oposición en las protestas antigubernamentales que se suceden desde hace casi un mes.

La Celac, una de las alianzas regionales impulsadas por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez, es un organismo en el que, a diferencia de la OEA, no están EE.UU. ni Canadá, dos de los países más críticos con el chavismo, y sí está Cuba, aliado de Venezuela. EFE

Más noticias

5 COMENTARIOS

  1. Mucha ignorancia al respecto. La salida de Venezuela de la OEA es totalmente ilegal, pues no pasó por los trámites legales o constitucionales de ese país. Fue una decisión arbitraria de un dictador y esa no es la vía reconocida. Por tanto, no debe ser aceptada. Además Vzla debe cumplir requisitos para salirse, los mismos por los cuales la presión internacional le está reclamando y exigiendo que cumpla con su pueblo: elecciones libres, restablecimiento del orden institucional autonomo, liberación de presos politicos, respeto a su Constitución, detener la violencia y la represión, entre otros muchos fallos del régimen de Maduro.

  2. Otros países seguirán en la OEA y ni por broma respetarán los derechos humanos, pero bueno como dicen algunos esas son sólo fallas operativas del sistema democrático y serían dictaduras: Fosas comunes y falsos positivos, poco importan si hay elecciones controladas cada cuatro años. Otros que siguen en la OEA nos hablarán de las ventajas de la dictadura en democracia como un expresidente de Costa Rica, por eso Juan Bosch escribió hace ya más de cincuenta años LA CRISIS DE LA DEMOCRACIA EN AMÉRICA en la República Dominicana, cuando una invasión de la marinería estadounidense, avalada por la OEA, le impidió regresar al poder al aplastar la revolución constitucionalista de los coroneles Tomás Rafael Fernández Domínguez y Francisco Caamaño Deñó. Hoy se cumplen 52 años de esa invasión, que tuvo la aprobación de la OEA. Bueno, dirán eso fue hace ya mucho tiempo, cuando no les conviene prefieren la ruta del olvido.

  3. Leopoldo López y sus muchachos no son presos políticos, no son presos de conciencia sino gentes que han cometido graves delitos, a consecuencia de los cuáles perdieron la vida 43 venezolanos en las guarimbas de marzo y abril de 2014.

  4. Estoy totalmente de acuerdo con LGS, solamente que hay un pequeño detalle, hay varios países que forman parte de la OEA y tienen un pésimo historial en materia de derechos humanos, por ejemplo: Brasil y México.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias