domingo 22, mayo 2022
spot_img

Otra travesura malévola de Daniel

El 30 de junio aparece la noticia de que el nuevo Secretario General del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) propiciará el diálogo entre Solís y Ortega, que los problemas entre los dos países son fáciles de resolver.

Cuatro días después salta otra liebre. Con los nicas, sencillamente no hay forma.

Usemos la memoria. Hace pocos años, en otro pleito ante La Haya, Nicaragua dio a la CIJ un mapa donde ponía a Calero (entera) como parte de Costa Rica. Recordarán que Google en el mapa de Costa Rica puso a la isla como parte de Nicaragua, lo que iluminó a Pastora. Cuando el pleito por Calero, instaurado por Laura también ante La Haya, Nicaragua dio a la CIJ otro mapa, que incluía Calero Norte como territorio nica. O sea, ñatos, en Nicaragua más que cartógrafos serios lo que hay es sastres.

Ahora presentan a la CIJ un mapa totalmente nuevo, original, fruto de toda una maquinación güegüense por todo lado. Nada menos que nos eliminan la península de Nicoya, todo para justificar su posición de lograr más mar territorial. Ni siquiera son congruentes con sus pretensiones de “recuperar” Guanacaste, según mandato legislativo vigente, pues en tal caso se hubieran limitado a pintar la península del mismo color nica.

¿Falta de seriedad? ¿Infantilismo? ¿Mera ocurrencia, como dicen nuestros representantes ante la CIJ? ¿Creen sinceramente que somos tarados y que no veríamos el truco? ¿O es sencillamente que les gusta bromear, como cuando bautizaron a una draga “Doña Laura”?

¿Es posible un acercamiento tierno entre Solís y Ortega (o sea entre Costa Rica y Ortega), cuando se la pasan en jodernos permanentemente, reviviendo los clavos periódicamente, para que no podamos sanar las heridas?

En Nicaragua la persona más amada es Ortega. Aquí es el más indeseable. El título lo renueva sistemáticamente.

El señor Cerezo no acertó. ¿Por qué no se pronuncia sobre la falta de seriedad, ética, prudencia, provocación, etc., que implica el nuevo mapa?

Y vendrán más travesuras malévolas. Sigamos haciendo negocios con los del Norte, pero nada más.

(*) Mauro Murillo A. es Abogado

Más noticias

2 COMENTARIOS

  1. Yo conozco de abogados que actúan de esa manera, no se me puede olvidar del juicio por el caso Chemis, donde Juan Diego Castro fungió como defensor de Figueras.Fue un juicio televisado lleno de sarcasmo contra el fiscal, el cual decía que «lo estaba mirando feo». Son argucias que se aplican para enredar, confundir, ganar tiempo. Como si no cocierea de eso el abogado que publica este artículo.

  2. Ortega, amado en Nicaragua? Vaya a ese país y asómese por un par de dias y notará la realidad. El pueblo que no jura incondicionalidad a la Dictadura Ortega/Murillo, es alienado totalmente. Los incondicionales, lo tienen que tolerar a la fuerza por hambre.La situación es generalizada. Un sediento de poder y además, jodión, no es apreciado en ninguna parte de este planeta. Ellos están por el dinero y el poder.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias