miércoles 5, octubre 2022
spot_img

Como era de esperarse

Como era de esperarse, los medios del Grupo Nación han estado muy activos socavando la imagen del actual gobierno del PAC, del cual se pueden decir múltiples cosas positivas, siendo la más importante el que hayan gobernado sin escándalos de corrupción, como se acostumbró el país a presenciar de los partidos Liberación Nacional y Unidad Social Cristiana, y se hacen eco de las mezquindades de aquellos que desde la oposición niegan realidades, mienten y calumnian, con el fin de demeritar los logros obtenidos y llevar agua a los molinos de sus candidatos, los cuales no tienen ni la más remota posibilidad de obtener un triunfo en las próximas elecciones.

No es de extrañar esta actitud pues a la plutocracia costarricense representada allí, aliada a la mafiocracia política, siempre ha estado mejor con los gobiernos anteriores a éste, ya que gozaban de la fuente inagotable del gasto en propaganda gubernamental que se acostumbraba en esos gobiernos, y ahora como que las cosas son un poco menos escandalosas.

Pero no debemos extrañarnos, dicho grupo defiende el más rancio capitalismo neoliberal en nuestro país, siempre se ha mostrado contrario a los avances sociales, y poco a poco ha entrado en la corriente amarillista de la prensa, para la gradería de sol, aunque dudo mucho que los de dicha gradería lean alguna vez sus periódicos menos escandalosos.

Pero lo más lamentable que hemos visto está en la actual contienda de los precandidatos del PAC, por uno de los cuales decidirá el partido el próximo domingo. Existen dos corrientes claramente diferenciadas: una, que ofrece continuar la obra iniciada por este primer gobierno honesto, mejorándola, reconociendo logros y fallos con veracidad; otra, que ha asumido la postura de criticar a su propio partido y el gobierno presente, con base en supuestas anomalías éticas, con lo cual escogió el camino equivocado hacia el triunfo, porque los simpatizantes del PAC, miembros o no del partido, repudian las actitudes fundamentalistas, amargadas y envidiosas de quienes atacan por atacar, como estrategia para ganar adeptos.

Lo curioso es que el segundo grupo no muestra una actitud positiva hacia lo obtenido por su propio partido, en un periodo de gobierno donde la oposición ha sido brutalmente férrea e irracional, filibustera diríamos, a pesar de los cual este gobierno obtuvo logros notables que nadie puede negar.

Me pregunto, entonces, si esta actitud es propia de ciertos sectores de la sociedad costarricense, que señalan la brizna en el ojo ajeno cuando los propios tienen incrustadas las vigas putrefactas de la corrupción; es una estrategia de campaña solamente (equivocada a mi parecer), o es una actitud suicida. Pues el país necesita cada vez más grandes dosis de optimismo y positivismo en vez de las lamentaciones amargas de quienes nunca han hecho nada positivo cuando han sido gobierno, y los que ahora les hacen el juego desde dentro del partido.

La mercadotecnia es utilizada para vender ideas, productos o servicios. Pero qué pasa cuando aplicamos estas mismas herramientas a las personas, cuando en vez de estar vendiendo un objeto, vendemos la imagen de una persona. Estos principios son aplicados por el Marketing Político dentro de las campañas electorales, donde se busca crear la imagen de un candidato atractiva a los votantes y vendérsela a los mismos. Pero en realidad, ¿Todo lo que vemos en las campañas es real?

El manejo de una buena imagen política es fundamental, cuando el mensaje que se emite es coherente en todos los sentidos, se vuelve en definitiva un factor generador de confianza y llamativo para el elector, aunque muchas veces no sea así. Los partidos, buscan apoyo financiero con el fin de solventar los gastos necesarios, sin importar el origen y cayendo a veces en el financiamiento ilegal. Donde la corrupción y el tráfico de influencias traen como consecuencias, el desprestigio de entidades políticas, desconfianza y una disminución de la participación ciudadana.

El engaño y la manipulación, son dos elementos presentes en las campañas electorales. La poca atención que mostramos ante la información que nos presentan los candidatos y la escasa iniciativa que tenemos para indagar su veracidad, nos vuelve vulnerables. Si seguimos con el mismo comportamiento, ¿De qué manera podremos designar nuestro voto?

Somos prisioneros de campañas electorales sin sustentos donde lo único que se presume es una larga lista de propuestas maravillosas que cambiarán la situación en la que se encuentra el país, pero lo que no explican es cómo llegaran a ello.

Y una de las estrategias más utilizadas es la de demeritar todo lo que ha logrado un partido político cuando ha sido gobierno, como estamos viendo en la actualidad.

Las campañas electorales pareciera que se basan en el engaño y la manipulación. Como ciudadanos debemos despertar y no dejarnos llevar por esta corriente de apariencias, ser más críticos y exigentes. Y preguntarnos, si las campañas  que presentan los partidos políticos son basadas en la verdad o engaño.

Y para ejemplo de ello baste mencionar que ningún candidato, de ningún partido, pone a discusión la enorme evasión fiscal y los más de diez mil millones de colones que empresas privadas le deben a la Caja Costarricense del Seguro Social, que es donde se encuentra el origen de muchos de los problemas financieros públicos. Prefieren hablar de propuestas tradicionales: ofrecer casas  las clases medias, pero no dicen nada sobre controlar la especulación de los precios que hace que Costa Rica sea uno de los países más caros del continente.

Como era de esperarse, creo que entraremos  nuevamente en la espiral de la mediocridad, las falsas promesas, los sueños utópicos, y la masa ignorante, presa de la desesperación, caerá nuevamente en las garras del mentidero y ofrecerá su voto alegremente a quien le prometa más sueños que realidades.

(*) Alfonso J. Palacios Echeverría

Más noticias

6 COMENTARIOS

  1. Plutocracia :información a la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) reveló que un total de 270 funcionarios públicos ganan más de 10 millones de colones cada mes, según la planilla registrada en abril.

    Estos funcionarios laboran en el Tribunal Supremo de Elecciones, la Universidad de Costa Rica, el Instituto Tecnológico de Costa Rica, la Caja Costarricense de Seguro Social, la Corte Suprema de Justicia y el Poder Judicial, así como el Instituto Costarricense de Electricidad, el Instituto de Desarrollo Rural, el Banco Nacional de Costa Rica y otras.

    • Si es así hay que corregirlo, pero se ve que anda perdido porque 10 millones por mes es poquito para los verdaderos ricos de este país, aquellos que evaden y eluden impuestos, y que son los protegidos de los grupos mediáticos como dice el articulista.

      • Rolando : Quienes ,nombres y apellidos,cuales son los ricos de Costa Rica ?
        Que dice Tributacion ?, que dice hacienda ?. Datos. Crealo los empleados publicos de esa categoria son los ricos de este pais. Quienes reciben mas de 10 millones al mes.personas fisicas ?

  2. El encadenamiento del PLUSC en todas nuestras instituciones y poderes de la República es todavía un real lastre a los futuros gobiernos que pretendan quebrar ese monopolio de corrupción de sueldos y pensiones odiosamente millonarias, junto a las añosas alianzas, que como el pasquín Nación, van en función de empobrecer nuestras familias tradicionales, dando al ponzoñoso poderoso armas para seguir sosteniendo esas corruptelas y sinvergüenzadas. La televisión, sin reformar la ley de 1954 sobre el espectro radioeléctrico, seguirá decisivo para envolver a los de siempre y por ello, los grandes partidos son abiertos cómplices y como distractor riegan mierda al PAC y quien venga. Así de claro o, quieren más

  3. Es lamentable la manipulacion mediatica de los electores, la campana de desprestigio en contra del gobierno actual, la tergiversacion de la verdad en redes sociales. Estas campanas politicas tan largas e intrascendentes aburren y hastian.

  4. En el reino de la mediocridad de los políticos de este país y sus cuentos, de mal gusto, un Wonderland en que sólo ellos se los creen. Estoy de acuerdo con el título y el contenido del artículo ¿ qué más podría esperarse?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias