viernes 12, agosto 2022
spot_img

Acnur pide a Latinoamérica más solidaridad en acogida de refugiados venezolanos

Lima, 7 jul (Sputnik).- 7 jul (Sputnik).- América Latina deber ser más solidaria con los venezolanos que solicitan refugio, dijo el viernes el director de la unidad legal regional para las Américas de Acnur, Juan Carlos Murillo, durante una audiencia pública de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) celebrada en Lima.

Algunas naciones «creen que la situación de inestabilidad en Venezuela crea movimientos migratorios sin ver quienes necesitan una protección especial», por ello se necesita «más solidaridad por parte de los países de la región, la misma que ha tenido Venezuela con otros países de la región y del mundo», señaló Murillo durante su intervención en el 163 periodo de sesiones de la CIDH.

Si bien anteriormente la migración de venezolanos tenía un carácter más económico, ahora hay más refugiados «y los estados deben garantizar el acceso de asilo y el principio de no devolución, ya que la crisis humanitaria exige solidaridad», añadió el representante del Acnur (Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados).

Murillo también hizo un llamado a los estados para que no devuelvan a los venezolanos a su país mientras la situación de crisis continúe en la nación caribeña.

Asimismo recordó que Venezuela también ha sido un país solidario a la hora de acoger migrantes.

«Venezuela ha sido uno de los países más generosos con los refugiados, no solo con sus vecinos, sino con personas que han venido de todas las partes del mundo», indicó.

A finales de 2016, añadió Murillo, alrededor de 45.000 venezolanos figuraban como solicitantes de la condición de refugiados en diferentes países de América Latina y España.

En su opinión, una de las razones que explicarían la posición de ciertos países de no reconocer a refugiados es porque «temen un factor de atracción».

OTROS EJEMPLOS

El representante de Acnur destacó como «buenos ejemplos» los mecanismos humanitarios que pusieron en marcha Perú y Brasil para ayudar a los venezolanos que dejan su país.

El Gobierno peruano de Pedro Pablo Kuczynski aprobó el pasado mes de enero un Permiso Temporal de Permanencia por uno año para que las personas venezolanas que llegaron al país antes de diciembre de 2016 puedan regularizar su permanencia.

Por su parte, Brasil autorizó en febrero, mediante una resolución del Consejo Nacional de Inmigración, una residencia temporal para los venezolanos que huyen de la crisis por un plazo de hasta dos años, sin necesidad de recurrir al complejo mecanismo de refugio.

Murillo también destacó la visa Mercosur (Mercado Común del Sur) que otorgan Argentina y Uruguay a ciudadanos venezolanos, pese a que ese bloque suspendió al país en diciembre de 2016 al considerar que no cumplía con ciertas normas.

Sin embargo, también recordó que hay que tener en cuenta los costos de algunas de estas alternativas migratorias, que pueden variar entre los 150 y 200 dólares, cantidad con la que muchos migrantes no cuentan.

Por otro lado, Xavier Gudiño, representante de la fundación Asylum Access América Latina, señaló que desde los estados existe la percepción de que los ciudadanos venezolanos no son refugiados y no necesitan por tanto protección.

«Venezuela es uno de los países más violentos, y los países de la región no han reaccionado (…) falta que los estados se quieran dar cuenta, valoren políticamente y cumplan su obligación desde la solidaridad porque son refugiados y hoy se ven forzados a salir de Venezuela», explicó Gudiño durante su intervención ante la CIDH.

Las solicitudes de refugio de venezolanos pasaron de 4.000 en 2014 a 24.000 en 2016, concluyó. (Sputnik)

Más noticias

2 COMENTARIOS

  1. ACNUR debe dejar por fuera a Costa Rica de ese pedido, el cual, con un millón de problemas sociales enviados por Ortega y otros miles, están contribuyendo a quebrar nuestras valiosas instituciones sociales. Esos foráneos están abarrotando hasta los puestos medios y altos, ante la tierna, sensitiva y dulce mirada de nuestros profesionales. Cientos de miles de costarricenses están en desventaja, ante la poca exigencia de esas gentes a buenos salarios, y claro, ni tonto ni perezoso, el empresario se da su gusto, con mano de obra barata. Jamás pensarán en la familia del tico, donde por miles están ya, en quinta clase, y eso, no se vale. Basta de más complicaciones sociales extranjeras.

    • Buenas noches estimado, espero que nunca tenga la necesidad de huir de su país, porque la violencia, el hambre, la persecusión, la falta de medicinas entre muchas otras razones este acabando con la vida de su familia y su propia vida. A veces nos tenemos que poner en los zapatos de los demás para entender su dolor, solidarizarnos y dejar el egoísmo a un lado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias