domingo 26, junio 2022
spot_img

No debemos olvidar…

Hace diez años, nos enteramos gracias al  Semanario Universidad de cómo iban a imponer el TLC a costa de lo que fuera.

¿Se acuerdan?  No permitieron, en las empresas privadas,  acceso alguno a información del NO al TLC.  Los trabajadores ni siquiera se atrevían a recibir volantes o información a la salida del trabajo.  Pero entramos por la puerta trasera porque los Comités Patrióticos cumplieron un gran papel, pues visitaban a los trabajadores en sus casas de habitación fuera del horario de trabajo,  donde los ojos represores de los patronos no llegaban. ¡Así sorteamos el Memorándum del Miedo!

En cambio, el documento sí también contemplaba la entrada de la propaganda del SÍ en las empresas privadas pues se planteaba: Organizar un programa sistemático de visitas a las empresas por parte de altos funcionarios del gobierno… Que la empresa envíe de inmediato una carta al Ministerio de Planificación pidiendo que el gobierno le envíe un representante para hablar del Plan Nacional de Desarrollo o de la visión futura del país o algo por el estilo (eso para cubrirnos las espaldas de cara al TSE).  Así también se violentaba la prohibición del uso de fondos públicos.

Con todo ese apoyo gubernamental, los empresarios se unieron a la campaña de miedo en sus empresas y les aseguraron a los humildes trabajadores que si el TLC no pasaba, iba a producirse tal caos que tendrían que cerrar o vender a los empresarios extranjeros.  El caso más sonado durante esos días fue la empresa ATLAS, cuyo dueño propició una campaña de tal tipo.  El lunes 8 de octubre los empleados llegaron a la empresa, después de haber votado mayoritariamente SÍ al TLC y se enteraron que el dueño hacía tres meses había firmado la venta de la empresa a una corporación extranjera.   Los días después del referéndum muchas de esas empresas cerraron y dejaron a sus trabajadores en la calle.  ¿Se acuerdan?

El miedo debía reproducirse cual bacteria

Para quien no haya vivido esos días en nuestro país, resulta desconcertante leer tanta reiteración acerca del temor, pero  el documento tipificaba y hacía la lista de los miedos que debían utilizarse.

  1. Miedo a perder el empleo. La campaña en medios de comunicación masiva se orientó a presentar personas humildes que manifestaban que, sin el TLC, perderían el empleo;  el objetivo era   generar culpa en el resto de la población porque  si votaban “NO”,  esas personas quedarían desempleadas.  Esta amenaza se dio porque habían detectado que la oferta de empleo de la campaña donde decían que TLC significaba “Trabajo para Los Costarricenses” no había logrado convencer, ahora apostaban al miedo.
  2. Miedo al ataque a las instituciones democráticas. La estrategia consistía en hacer creer que el SI representaba los valores, la institucionalidad y la democracia mientras que el NO representaba la violencia y la deslealtad. Carece de sentido siquiera comentar quien representó los valores y quien los antivalores ante la apabullante evidencia de un gobierno que tomó por asalto la democracia y terminó fomentando el pánico al darse cuenta que nada le funcionaba como deseaba.
  3. Miedo a la injerencia extranjera específicamente de Fidel Castro, Hugo Chávez y Ortega. Curiosamente ninguno de esos personajes tuvo participación alguna en el proceso de referéndum, mientras que en territorio costarricense el embajador de los Estados Unidos Mark Langdale presionaba y visitaba empresas transnacionales donde aterrorizaba a los trabajadores y los coaccionaba para que votaran a favor del TLC.  Las denuncias presentadas en ese sentido fueron obviamente desestimadas por el Tribunal Electoral.
  4. Miedo al efecto de un triunfo del NO sobre el gobierno, lo que amenazaría la estabilidad económica. Mientras el gobierno proyectaba el espejismo de un gran desarrollo económico y bienestar, se contraponía el caos económico que se produciría en Costa Rica al irse la inversión extranjera que le da seguridad a tantas familias.  La salida de las empresas extranjeras fue un motivo que se reiteró hasta la saciedad.

Maquiavelo, consejero de un Premio Nobel de la Paz

 De todo el memorando, la frase sediciosa y conspirativa más grave es la que propone “sembrar cizaña” entre los opositores al TLC.  ¡Un vicepresidente y un diputado que, a su vez,  es primo del premio Nobel de la Paz 1987, Oscar Arias Sánchez haciendo  semejante propuesta por escrito!  Además,  el presidente Arias en lugar de reaccionar indispuesto y molesto –como se esperaría de un pacifista-, posibilitó que se aplicara  paso a paso la estrategia.   Un líder mundial de la paz jamás permitiría que entre sus compatriotas se proponga  sembrar odio,  crear discordia,  hostilidad, fomentar el conflicto y poner al pueblo a pelear.

Un detalle gracioso del Memorando del Miedo fueron las  artimañas propuestas  para burlar los controles del Tribunal Electoral.  Probablemente, los autores no tenían claro el grado de sumisión de los magistrados de ese tribunal ante el presidente, como se demostró a lo largo del proceso.

El Tribunal electoral exoneró a Arias y, aunque parezca increíble, también absolvió de toda responsabilidad al vicepresidente Kevin Casas, coautor del memorando,  quien renunció a su cargo por la gran presión popular.  El diputado Fernando Sánchez continuó y no hubo Tribunal Electoral ni Corte de Justicia que condenara su acción, fue enviado como embajador al Vaticano durante la administración Chinchilla.   Se confirma así que Arias acabó con la democracia y concentró el poder sobre todos los poderes del Estado.

Las palabras de Maquiavelo resultan una  hoja de ruta para ejercer la tiranía en democracia – ofrecida por Oscar Arias S. en campaña-  he aquí su enseñanza: Más le vale al príncipe ser temido que amado, pues el amor pronto se olvida, pero el temor acompaña por siempre a los hombres…  Otras máximas del italiano guiaron tanto a los autores del documento como a su gestor, por ejemplo: Para conservar el poder, debes saber cuándo y cómo destruir seres humanos, ciudades, países, etc. A los pueblos que no creen, se les puede hacer creer por la fuerza. La simpleza de los hombres y sus necesidades los llevan a creer fácilmente en los engaños. Debes parecer todo piedad, todo fe, todo integridad, todo humanidad, todo religión, porque todos te verán mas muy pocos sabrán quién eres en realidad.

Flora Fernández A. – Isabel Ducca D.

 

Más noticias

15 COMENTARIOS

  1. Los empresarios y costarricenses engañados como infantes jamás olvidarán como metieron los escarpines al entregar su soberanía, independencia y libertades en función de los intereses extranjeros, y como hoy están siendo juzgados tras fronteras, deponiendo nuestra justicia al derecho foráneo. Los Arias, Trejos, Anabell, Casas, Sánchez, otros y el vendido poder mediático nacional fueron los traidores y perjuros en ceder nuestras instituciones, donde pintaban un sobrenatural auge que el costarricense recibiría. Pero entonces, ya los nuevos gobiernos, al ver como Trump amenaza a las empresas trasnacionales, es que debemos exigir la salida a ese nefasto y oprobioso convenio que nos sujeta. ¿O acaso Costa Rica se acostumbró a esas cadenas y olvidó como era nuestra Patria? ¿O todavía estamos amedrentados por el artificio del maldito memoradum, el cual aplastó, con la ilegalidad tecnológica (TSE), nuestra democracia en Costa Rica?

  2. ¿Democracia?, casi todos los días se oye hablar de democracia; pero es tan solo una palabra; acá los grupitos de poder hacen lo que se les antoje; el costarricense promedio cree que democracia es el derecho al berrinche y salir a votar cada 4 años; muchos de los medios de información son cómplices en todo este show. Son muchos los intereses ecomómicos de estos grupitos de poder; a los cuales les intersa un bledo el bienestar general de los costarricenses. Tiene sus serviles bien inquistados en los diferentes poderes de la república; es por eso que nunca verán a un individuo de estos tras las rejas.

  3. Flora e Isabel gracias por recordarnos esas jornadas de lucha, nuestra determinación de lucha en aquel entonces frente a la felonía de quienes representan a los poderes fácticos de nuestra sociedad, la que parece no serlo tanto como a veces, con cierta ingenuidad, pensamos.

  4. La lucha hoy es contra el trafico de influencias, Por parte de algunos que sacaron provecho de alzar la bandera contra el TLC. No nos olvidemos.

  5. Pongámosle atención a lo que hoy entregamos para ser parte del OCDE.. Para muchos es «grandioso» ser parte del grupo de «países ricos», pero no visualizo que en algo nos favorezca, por el contrario nos van a imponer normas que sólo van a favorecer a los grandes empresarios y a los políticos que hoy las Leyes les impide…. Todos escuchamos a Desanti decir que después de que se termine el proceso de admisión a ese grupo, no tendrá problema alguno para vender al Estado, aún ocupando la Presidencia de la Republica..

  6. La lucha sigue siendo la misma, sólo que los enemigos tienen armas cada día más poderosas, como las que representan la intensificación del manejo totalitario del aparato mediático, al respecto recomiendo leer y estudiar los contenidos del libro de Óscar Aguilar Bulgarelli COSTA RICA: DICTADURA MEDIÁTICA O TIRANÍA EN DEMOCRACIA? ¿ Es que acaso algunos ya se olvidaron de la dictadura en democracia de que hablaba Óscar Arias Sánchez? No nos enreden, por favor, la lucha sigue, y es la misma de ayer, sólo que más dura.

  7. El TLC, no fue la voluntad del pueblo sino la voluntad del dinero. Siendo fiscal, vi como llegaban familias enteras de bajos recursos, a votar por el Si de la mano de su guia. Y es que el pueblo, gracias al clientelismo politico perdio la dignidad. Sufri una gran decepcion, que la conservo hasta hoy.
    El dinero mueve montanas, compra conciencias, envilece a los pueblos, entierra a la democracia.

  8. Un capítulo negro en nuestra historia, la democracia fue muerta por el señor Oscar Arias, con el beneplácito de los medios de comunicación vendidos. Un tribunal de elecciones igual de alfombra para con el príncipe que gobernaba, ahí sigue el mismo esperpento en ese tribunal, hace mucho tiempo debió irse.
    No debemos olvidar, no debemos perdonar.

    • tenga paciencia don Randall, como dicen «los que hablan bonito», a su debido tiempo estaremos al volante de una de esas magníficas máquinas.

  9. Y lo peor es que habiendo llegado a constatar lo nefasto de este TLC, no sólo por sus resultados sino por los propulsores nefastos que todavía hoy ocupan puestos claves, muchos ticos, en especial los menos aventajados, les siguen adulando !!!

  10. Tanta basura apilada en esos aciagos días, es suficiente motivo como para no llamar más a nuestra mamarrachada «democracia», mucho menos «centenaria». Igual de hipócrita es nuestro «imaginario pacifista», con un expresidente que prefería la masacre de niños árabes en apoyo a la invasión de Iraq en 2003.

  11. a 10 años de esta tragedia, se debería exigir un cambio. Además nos han prometido un cambio en las elecciones pasadas. Este 7 de octubre celebraremos 10 años de fraudulentum sobre el TLC. ¿Nos vamos a quedar callados?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias