sábado 24, septiembre 2022
spot_img

Justicia brasileña suspende acuerdo de lenidad del grupo J&F con la Fiscalía

Río de Janeiro, 11 sep (EFE).- La Justicia brasileña suspendió hoy el acuerdo de lenidad firmado entre el grupo J&F, dueño de la multinacional cárnica JBS, y la Fiscalía.

El juez Vallisney de Souza Oliveira había validado el acuerdo de lenidad la semana pasada, aunque lo condicionó a la decisión de la Corte Suprema sobre las delaciones de los ejecutivos del grupo, en entredicho tras divulgarse un audio en el que admiten que omitieron algunas informaciones en su delación ante la Justicia.

El pasado fin de semana, el juez de la Corte Suprema Edson Fachin determinó la suspensión provisional de parte de los beneficios previstos en el acuerdo de colaboración premiada y aceptó el pedido de la Fiscalía para detener al dueño del grupo JBS, Joesley Batista, y al ejecutivo del grupo Ricardo Saud.

El acuerdo de lenidad firmado en junio por el grupo J&F prevé que la empresa pague, a lo largo de los próximos 25 años, 10.300 millones de reales (unos 3.300 millones de dólares) de multa y resarcimiento mínimo por el esquema de corrupción involucrando el pago de sobornos a agentes públicos, a cambio de no sufrir acciones de la Fiscalía.

Del importe total, 8.115 millones de reales (unos 2.600 millones de dólares) deben ser destinados a órganos públicos perjudicados por los actos criminales y el resto a la financiación de proyectos sociales.

Debido a que el valor debe ser corregido por el Índice de Precio al Consumidor Amplio (IPCA), la inflación oficial de Brasil, la Fiscalía prevé que la multa supere los 20.300 millones de reales (6.500 millones de dólares).

El Fiscal general, Rodrigo Janot, pidió la semana pasada la revisión del acuerdo de delación del grupo J&F después de que saliera a la luz la grabación de una conversación entre ambos ejecutivos que da a entender que omitieron información durante su confesión.

Los dirigentes empresariales admitieron que sobornaron a mil políticos en los últimos años, incluido al presidente Temer, quien, según su versión, recibió dinero ilegal desde 2010.

En el marco del acuerdo, Batista y Saud consiguieron la inmunidad judicial, pero los beneficios fueron suspendidos tras la divulgación de la grabación.

La Policía realizó este lunes búsquedas en la casa de Batista y Saud en Sao Paulo, así como en la del exfiscal Marcelo Miller, acusado de haber orientado la confesión de los ejecutivos del grupo cárnico para obtener todos los beneficios de los acuerdos de delación.

Los agentes decomisaron documentos en el interior de los domicilios, los cuales serán trasladados también a Brasilia, donde Batista y Saud cumplirán pena de prisión de manera provisional.

La confesión de los ejecutivos de JBS generó un terremoto político en Brasil y llevó al fiscal general de la República a presentar una denuncia por corrupción pasiva contra Temer el pasado junio.

La acusación fue archivada a principios de agosto por la Cámara Baja, lo que impidió a la Corte Suprema abrir un proceso penal contra el gobernante.

Según versiones de prensa, Janot estaría preparando un segunda denuncia contra el gobernante antes de dejar su cargo, lo que está previsto para el próximo 17 de septiembre, cuando será sustituido por la fiscal Raquel Dodge. EFE

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias